Saborizantes artificiales: qué son, qué tipos hay, y su seguridad

El ser humano ha estado agregando saborizantes a los alimentos durante milenios. Al principio, las hierbas y especias estaban entre las pocas opciones que teníamos.

Pero a medida que la tecnología y la industria alimentaria se desarrollaron, los saborizantes artificiales entraron en escena, proporcionando una selección interminable de sabrosos químicos.

Hoy en día, aparte de los alimentos integrales, sería difícil encontrar un producto que no contenga saborizantes. ¿Pero importa?

En este artículo explicamos todo sobre los saborizantes artificiales y también veremos si hay algún problema de salud relacionado con ellos.

Saborizantes artificiales
Saborizantes artificiales: qué son, qué tipos hay, y su seguridad 6

¿Qué son los saborizantes artificiales?

Los saborizantes artificiales son ingredientes sintéticos, lo que significa que no se derivan de forma natural y se agregan a los alimentos para mejorar su apariencia, textura, sabor y frescura.

Tipos de aditivos alimentarios:

  • Directo. Estos se agregan para un propósito específico, como textura, levadura, unión o color. Por ejemplo, el aspartamo es un edulcorante artificial popular que se utiliza para mejorar el sabor de los refrescos y los alimentos bajos en calorías o sin azúcar.
  • Indirecto. Estos pueden convertirse en parte de los alimentos en pequeñas cantidades debido al envasado, almacenamiento u otras prácticas de manipulación. En este caso, los fabricantes deben garantizar que todos los materiales de embalaje sean seguros para su uso.

En su mayor parte, los aditivos alimentarios directos son el foco de preocupación de los consumidores. Estos se pueden clasificar en las dos categorías siguientes:

  • Natural. Los aditivos naturales se derivan de una fuente alimenticia natural. Por ejemplo, la remolacha roja se utiliza para producir colorante alimentario rojo natural, mientras que la soja y el maíz se utilizan para producir lecitina (un tipo de emulsionante) para unir los ingredientes.
  • Artificial. Los aditivos artificiales no se derivan de la naturaleza. Por ejemplo, la mayoría de los extractos de vainilla se elaboran a partir de vainillina, que se produce en un laboratorio.

Tanto los aditivos alimentarios naturales como los artificiales deben cumplir estrictas normas reglamentarias y de seguridad para ser aprobados para su uso en alimentos.

Tipos de alimentos en los que se encuentran comúnmente los saborizantes artificiales

Los saborizantes artificiales se encuentran en muchos alimentos populares, como yogures, panes, aderezos para ensaladas, refrescos, productos horneados, patatas fritas, barritas de proteínas y otros alimentos procesados.

De hecho, muchos alimentos en los estantes de las tiendas de comestibles contienen aditivos alimentarios naturales o artificiales de alguna forma. Algunos alimentos pueden contener emulsionantes, mientras que otros pueden contener edulcorantes o colorantes alimentarios.

A menos que un alimento no esté completamente procesado, como una manzana, asegúrate de leer la etiqueta si te preocupa algún aditivo alimentario.

En esta web se pueden ver todos los aditivos alimentarios que están aprobados para su consumo, así como toda la información acerca de su uso y perfil de toxicidad.

Tipos de alimentos sabor artificial
Saborizantes artificiales: qué son, qué tipos hay, y su seguridad 7

Sabores naturales vs artificiales

La diferencia entre estas categorías no es tan clara como parece.

Los sabores naturales son extractos de cosas de la naturaleza, como plantas o animales, mientras que los artificiales se crean en un laboratorio. Algunos compuestos artificiales son exactamente iguales a los saborizantes naturales.

Los fabricantes de alimentos hacen copias de saborizantes naturales porque suele ser más barato y más fácil que extraerlos de una fuente natural.

Aquí hay algunos saborizantes que los fabricantes pueden extraer de la naturaleza o crear artificialmente:

  • Antranilato de metilo: este es el sabor a uva, que se produce naturalmente en las uvas.
  • Acetato de isoamilo: tiene sabor a plátano y se encuentra en muchas plantas.
  • Cinnamaldehído: Este es el sabor a canela, que se encuentra naturalmente en la canela.
  • Decadienoato de etilo: tiene sabor a pera y se encuentra naturalmente en manzanas, peras y uvas.
  • 2,4-ditiapentano: Tiene sabor a trufa o ajo y se encuentra de forma natural en algunas trufas.

El interesante caso del sabor a vainilla

Para obtener extracto de vainilla natural, los fabricantes remojan las vainas de vainilla en alcohol. Esto produce una solución que contiene el sabor principal, vainillina y una colección de otros compuestos.

Pero esta versión “natural” es difícil de conseguir. Es un proceso largo extraer el saborizante de vainilla utilizable de la naturaleza.

En entornos comerciales, cada flor de vainilla debe polinizarse a mano, lo que lleva mucho tiempo.

Como uno de los aromas más populares del mundo, la demanda de vainilla supera con creces su oferta natural.

Afortunadamente, los fabricantes pueden utilizar otro saborizante natural en su lugar. Se llama castóreo.

¿Y de dónde viene el castóreo?

Las glándulas anales de los castores. Entonces ya lo sabes. Antes de tirar el helado, te alegrará saber que la mayoría de los aromas de vainilla que consume no provienen del trasero de un castor.

Caso de la vainilla
Saborizantes artificiales: qué son, qué tipos hay, y su seguridad 8

Regulación de los saborizantes alimentarios

Los aromas o sabores alimentarios están regulados en cuanto a su permisión y modo de uso por la legislación de la Unión Europea.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) evalúa la seguridad de estos productos estando a disposición de todo el listado de aromas permitidos, publicado en el año 2012.

EFSA logo
Saborizantes artificiales: qué son, qué tipos hay, y su seguridad 9

👉 Por otro lado, hay un listado del uso máximo permitido de determinados aromas en determinados alimentos y un listado de sustancias que no deben utilizarse. La verdad es que estos listados son difíciles de interpretar como consumidores de a pie.

En la Unión Europea todos los aditivos alimentarios se identifican con un número E, y su seguridad se evalúa antes de poder utilizarlos en los alimentos.

Están autorizadas más de 300 sustancias para su uso como aditivos alimentarios en la UE. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha evaluado la seguridad de la mayoría de ellos, mientras que el resto fueron evaluados por el Comité científico de la alimentación humana, dependiente de la Comisión Europea, antes de que se creara la EFSA.

Las etiquetas de los alimentos y bebidas deben identificar tanto la función del aditivo en el producto alimenticio acabado (p. ej., colorante o conservante) como la sustancia específica utilizada, haciendo referencia al número E que corresponda o a su nombre (por ejemplo, E 415 o goma xantana).

Todos los aditivos alimentarios presentes en el mercado de la UE deben cumplir las especificaciones legales, que incluyen criterios de pureza mínima entre otros parámetros que permitan su identificación.

Regulación de los saborizantes
Saborizantes artificiales: qué son, qué tipos hay, y su seguridad 10

¿Los saborizantes son nocivos para la salud?

Como hemos mencionado, los aromas son increíblemente variados, por lo que no existe una respuesta sencilla a esta pregunta.

A lo largo de los años, algunos de estos compuestos han sido identificados como dañinos.

Sin embargo, ocurre lo mismo que con otros aditivos: incluso si los aromas alimentarios se prueban individualmente, no podemos conocer los efectos de estos compuestos cuando se consumen en combinación todos los días durante décadas.

Por lo tanto, no sabemos con certeza qué impacto podrían tener en nuestros cuerpos.

Es posible que los aromas alimentarios no afecten en absoluto a nuestra salud. O tal vez si lo hagan.

Entonces, ¿qué deberías hacer?

Siendo realistas, no se pueden evitar los saborizantes alimentarios. Y la mayoría de estos compuestos parecen bastante seguros, hasta donde sabemos.

No tiene mucho sentido optar por aromatizantes naturales en lugar de artificiales. De cualquier manera, realmente no sabes lo que estás obteniendo. Y no hay evidencia de que uno sea más seguro que otro.

En general, faltan investigaciones en humanos sobre cómo estas sustancias químicas podrían interactuar cuando se consumen durante décadas.

Los alimentos ultraprocesados ​​son un foco de aditivos alimentarios, incluidos los saborizantes.

Sería increíblemente desafiante (y posiblemente innecesario) eliminar por completo estos alimentos de su dieta.

Pero, reducir la cantidad de alimentos ultraprocesados ​​que consume y limitarse a alimentos integrales es una muy buena idea.

Conclusiones

Los aditivos alimentarios artificiales son difíciles de evitar. De hecho, se encuentran en la mayoría de los alimentos del supermercado.

La mayoría de las investigaciones muestran que los aditivos alimentarios artificiales aprobados por la EFSA son seguros de usar.

Dicho esto, más investigaciones en humanos nos ayudarán a comprender mejor su papel a largo plazo en la salud humana.

En lugar de eliminarlos por completo, puedes tomar medidas simples, como comer principalmente alimentos integrales y mínimamente procesados y aprender a leer las etiquetas de los alimentos, para reducir tu consumo.

  1. Food flavorings. (n.d.). https://ec.europa.eu/food/food-feed-portal/screen/food-flavourings/search
  2. https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/ALL/?uri=CELEX:32012R0872
  3. https://www.aesan.gob.es/AECOSAN/web/seguridad_alimentaria/ampliacion/aromas.htm
  4. https://www.efsa.europa.eu/es/topics/topic/food-additives
  5. https://www.ewg.org/foodscores/content/natural-vs-artificial-flavors/
  6. Natural and artificial flavors. (2021). https://nutrisci.wisc.edu/2021/07/26/natural-and-artificial-flavors/
  7. Safety evaluation of food flavorings. Toxicology. (2004). https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0300483X04000927
  8. The safety evaluation of food flavouring substances: The role of metabolic studies. Toxicology Research. (2018). https://academic.oup.com/toxres/article/7/4/618/5555798
  9. Vanillin production from lignin and its use as a renewable chemical. ACS Sustainable Chemical Engineering. (2015). https://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/acssuschemeng.5b01344
FORMACIONES
Fit Generation
Formaciones Fit Generation
Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones
Scroll al inicio