Suplementación con Rhodiola Rosea | Propiedades, dosis y cómo tomar

Redacción Fit Generation
Redacción Fit Generation

Bienvenidos a un nuevo artículo de Fit Generation sobre nootrópicos y adaptógenos. Hoy vamos a hablar acerca de la Rhodiola Rosea, que es una planta medicinal muy conocida por sus efectos antidepresivos, siendo esta utilizada frecuentemente como ingrediente que forma parte de formulaciones de suplementación clínica para la mejora del estado anímico. Pero lo que no tanta gente conoce es los efectos que presenta la Rhodiola sobre el rendimiento mental y cognitivo.

Tradicionalmente también fue utilizada como una planta medicinal para el tratamiento de la fatiga, siendo así también una planta con propiedades adaptógenas.

Y es que la Rhodiola parece ser capaz de reducir la fatiga, así como los estados de agotamiento mediante la reducción del estrés y la ansiedad. Esto se ha podido ver en numerosos estudios en los que se han obtenido resultados con una magnitud estadísticamente significativa.

¿Tiene efectos sobre el rendimiento deportivo?

Realmente existe algo de evidencia al respecto pero aún se necesitan más estudios que puedan confirmar dichos efectos para poder establecer resultados totalmente concluyentes.

¿Y qué tiene esto que ver con el estado anímico? Os preguntaréis. Pues todo ya que al reducir la fatiga se mejora de forma directa el humor, porque el individuo se encuentra con mayor energía y sensación de bienestar.

Si quieres saber más, no te muevas de ahí porque ¡vamos a empezar!

¿Qué es la Rhodiola Rosea y cómo tomarla?

La Rhodiola Rosea es una planta que pertenece a la familia de las Crassulaceae, muy típica de las regiones frías del hemisferio norte, por el Ártico y países adyacentes, así como en las montañas más elevadas como los Alpes, Pirineos, Cárpatos, Montañas rocosas y el Himalaya.

La droga se halla en la raíz, donde encontraremos los principales compuestos activos entre los que podemos destacar el salidrósido y las rosavinas. Por otro lado, cabe a destacar que la Rhodiola es fuente también de moléculas con acción antioxidante, las procianidinas.

Memoria y aprendizaje

La Rhodiola ha demostrado presentar efectos positivos sobre la memoria y el aprendizaje, en tanto que se comprobó en estudios en ratas como la ingesta de Rhodiola en dosis de entre 50-100mg/kg durante 9 días era capaz de inhibir los efectos de la escopolamina que es un alcaloide altamente tóxico con potentes efectos sobre el SNC.

Pero a efectos prácticos, fuera de posibles intoxicaciones no deseadas, la Rhodiola es posible que tenga un efecto positivo sobre la memoria, mejorando el mantenimiento de la misma gracias al mecanismo de reducción del estrés.

Neuroprotectora

Además, también presenta acción neuroprotectora gracias a la acción del salidrósido mediante la estabilización de las mitocondrias, protegiéndolas del daño oxidativo producido por ROS (especies reactivas de oxígeno) así como de la reducción de la acción oxidativa del péptido beta-amieloide, que seguro que os suena de la enfermedad del Alzheimer, pero este se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo actuando en contextos no patológicos…

Otro mecanismo de neuroprotección destacable es su acción sobre el mRNA mediante la inducción de la expresión de enzimas antioxidantes. Así mismo, se han podido comprobar efectos de mejora de la regeneración neuronal en estudios realizados en ratas.

Disminuye fatiga y estrés

Y ahora su efecto contra la fatiga y el estrés, por el cual la Rhodiola ha sido utilizada desde siempre, aunque la verdad es que me resulta super curioso porque realmente desde oficina de farmacia siempre se ha interpretado como una planta implicada en mecanismos de control del estado anímico, aunque al final todo está bastante relacionado.

Pero sin desviarme demasiado, lo que dice la evidencia acerca de sus acciones sobre la fatiga y el estrés son bastante fiables, presentando efectos notorios en múltiples estudios en los que se revelaron mejoras significativas en la percepción de fatiga en sujetos que consumían Rhodiola de forma aguda o puntual, así como en aquellos que se suplementaban de forma diaria.

Esto resultaba muy interesante porque al reducir la fatiga percibida también se conseguía reducir el deterioro de la cognición en individuos sujetos a estrés o con altas cargas de trabajo.

En casos de individuos con fatiga crónica, la Rhodiola puede también ser interesante, ya que se ha visto que también reducía los niveles de fatiga.

Reduce la ansiedad

Con respecto a sus efectos sobre la ansiedad, no están del todo claros, puesto que hacen falta más estudios, pero los resultados de los estudios realizados hasta el momento resultan prometedores, apreciándose en estudios preliminares mejoras en la ansiedad con dosis de 340 mg administradas durante 10 semanas en humanos.

Uno de los posibles mecanismos asociados parece ser la regulación a la baja del receptor 5- HT3 de serotonina, siendo este un receptor que al ser activado induce la ansiedad.

Mejora el estado anímico

Todas estas acciones parecen contribuir a una mejora en el estado anímico, mostrando resultados positivos en personas con trastornos depresivos de leve a moderados mediante una reducción de los síntomas con mejoras en la inestabilidad emocional, así como en el insomnio, viendo también a dosis más altas (680 mg) una mejora de este trastorno por la sensación de bienestar generada. Esto se pudo comprobar en personas a las que se administró durante 42 días dosis de entre 340 a 680 mg.

¿Cómo tomar Rhodiola Rosea y cuál comprar?

Con respecto a las dosis recomendadas, siempre haremos referencia al término SHR-5 que no es más que el extracto de Rhodiola Rosea con mayor evidencia científica que se encuentra estandarizado (4 mg de rhodialósido por 144 mg de comprimido o ratio 4:1 cuando está en forma de extracto).

Lo importante es que sea cual sea el producto que compréis, tenga un 3% de rosavinas y un 1% de salidrósido, que son los principales compuestos activos y con mucho cuidado porque las fórmulas de Rhodiola tienden a presentar adulteraciones, es decir, elementos en mayor o menor medida de otras plantas.

➜ Si queréis utilizar la Rhodiola de forma preventiva, con una dosis de 50 mg/día será suficientemente efectiva.

➜ Si por el contrario, buscáis un tratamiento de la fatiga y el estrés, la dosis recomendada oscila entre 290 a 680 mg/día atendiendo al peso corporal así como el grado de afección. Es importante saber que su acción presenta una curva de dosis-respuesta, por tanto, dosis mayores de 680 mg/día no parecen presentar resultados efectivos.

Conclusión y consejos prácticos

Concluyendo, la Rhodiola es una planta medicinal con evidencia en el tratamiento del estrés y la fatiga siendo así una planta adaptógena que aporta también beneficios sobre la mejora del rendimiento mental y cognitivo, ofreciendo mejoras en la memoria, así como en la protección neuronal por lo que también se considera un nootrópico.

Además, gracias a su efecto antifatiga permite una mejora los cuadros de ansiedad, estrés, así como el estado anímico en personas con este tipo de afecciones de carácter de leve a moderado.

Sin embargo, en temas de ansiedad y estado anímico todavía faltan muchos estudios por confirmar otras acciones como la mejora neuromotora, la capacidad para procesar errores, mantener el estado de atención, mejora del tiempo de reacción… Para establecerse como acciones totalmente probadas.

Formación en entrenamiento o nutrición

Si quieres ser entrenador personal te puede interesar el CPE, la formación 100% online y actualizada que te prepara para ejercer como personal trainer en toda la UE.

Si quieres ser dietista profesional, te puede interesar el CPD, una formación 100% actualizada y online que te prepara para ejercer como dietista en toda la UE.

Bibliografia científica

  • Bystritsky, A., Kerwin, L., & Feusner, J. D. (2008). A pilot study of Rhodiola rosea (Rhodax®) for generalized anxiety disorder (GAD). The Journal of Alternative and Complementary Medicine, 14(2), 175-180.
  • Chen, Q. G., Zeng, Y. S., Qu, Z. Q., Tang, J. Y., Qin, Y. J., Chung, P., … & Hägg, U. (2009). The effects of Rhodiola rosea extract on 5-HT level, cell proliferation and quantity of neurons at cerebral hippocampus of depressive rats. Phytomedicine, 16(9), 830-838.
  • Darbinyan, V., Aslanyan, G., Amroyan, E., Gabrielyan, E., Malmström, C., & Panossian, A. (2007). Clinical trial of Rhodiola rosea L. extract SHR-5 in the treatment of mild to moderate depression. Nordic journal of psychiatry, 61(5), 343-348.
  • Getova, D., & Mihaylova, A. (2013). Effects of Rhodiola rosea extract on passive avoidance tests in rats. Open Medicine, 8(2), 176-181.
  • Hung, S. K., Perry, R., & Ernst, E. (2011). The effectiveness and efficacy of Rhodiola rosea L.: a systematic review of randomized clinical trials. Phytomedicine, 18(4), 235-244.
  • Kennett, G. A., Bright, F., Blackburn, T. P., & Sanger, G. J. (1997). Anxiolytic-like actions of the selective 5-HT4 receptor antagonists SB 204070A and SB 207266A in rats. Neuropharmacology, 36(4-5), 707-712.
  • Olsson, E. M., von Schéele, B., & Panossian, A. G. (2009). A randomised, double-blind, placebo-controlled, parallel-group study of the standardised extract shr-5 of the roots of Rhodiola rosea in the treatment of subjects with stress-related fatigue. Planta medica, 75(02), 105-112.
  • Panossian, A. G., Hamm, R., Kadioglu, O., Wikman, G. C., & Efferth, T. (2013). Synergy and antagonism of active constituents of ADAPT-232 on transcriptional level of metabolic regulation of isolated neuroglial cells. Frontiers in neuroscience, 7, 16.
  • Punja, S., Shamseer, L., Olson, K., & Vohra, S. (2014). Rhodiola rosea for mental and physical fatigue in nursing students: a randomized controlled trial. PloS one, 9(9), e108416.
  • Qu, Z. Q., Zhou, Y., Zeng, Y. S., Li, Y., & Chung, P. (2009). Pretreatment with Rhodiola rosea extract reduces cognitive impairment induced by intracerebroventricular streptozotocin in rats: implication of anti-oxidative and neuroprotective effects. Biomedical and environmental sciences, 22(4), 318-326.
  • Qu, Z. Q., Zhou, Y., Zeng, Y. S., Lin, Y. K., Li, Y., Zhong, Z. Q., & Chan, W. Y. (2012). Protective effects of a Rhodiola crenulata extract and salidroside on hippocampal neurogenesis against streptozotocin-induced neural injury in the rat. PloS one, 7(1), e29641.
  • Sheng, Q. S., Wang, Z. J., Zhang, J., & Zhang, Y. G. (2013). Salidroside promotes peripheral nerve regeneration following crush injury to the sciatic nerve in rats. Neuroreport, 24(5), 217-223.
  • Spasov, A. A., Wikman, G. K., Mandrikov, V. B., Mironova, I. A., & Neumoin, V. V. (2000). A double-blind, placebo-controlled pilot study of the stimulating and adaptogenic effect of Rhodiola rosea SHR-5 extract on the fatigue of students caused by stress during an examination period with a repeated low-dose regimen. Phytomedicine, 7(2), 85-89.
  • Zapesochnaya, G. G., & Kurkin, V. A. (1982). Glycosides of cinnamyl alcohol from the rhizomes ofRhodiola rosea. Chemistry of Natural Compounds, 18(6), 685-688.
  • Zhang, J., Zhen, Y. F., Song, L. G., Kong, W. N., Shao, T. M., Li, X., & Chai, X. Q. (2013). Salidroside attenuates beta amyloid-induced cognitive deficits via modulating oxidative stress and inflammatory mediators in rat hippocampus. Behavioural brain research, 244, 70-81.
  • Zhang, L., Yu, H., Zhao, X., Lin, X., Tan, C., Cao, G., & Wang, Z. (2010). Neuroprotective effects of salidroside against beta-amyloid-induced oxidative stress in SH-SY5Y human neuroblastoma cells. Neurochemistry international, 57(5), 547-555.

📝 A fecha de: 08-10-2020

Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones
Entrenamiento Búlgaro

Manual de entrenamiento búlgaro

Ésta es una guía simple sobre cómo implementar el Método Búlgaro para Powerlifting. En ella, analizaremos brevemente el porqué de este sistema: Por qué entrenar con alta frecuencia puede ser

Leer más »