¿Se puede hacer deporte después de vacunarse?

Tras la pandemia de COVID-19, las vacunas están, aun si cabe, más presentes en nuestras vidas.

Y, una duda frecuente que suele surgir entre los que realizamos ejercicio frecuentemente es si es seguro hacer ejercicio después de recibir una vacuna, como la de COVID-19 o la de la gripe.

La respuesta breve es: sí, es seguro hacer ejercicio siempre y cuando te sientas lo suficientemente bien. Por ejemplo, las vacunas contra el COVID-19 y la gripe estacional pueden causar efectos secundarios leves, como fiebre, dolor de cabeza y dolor en el lugar de la inyección.

Existen beneficios y riesgos en hacer ejercicio después de una vacunación. Algunas evidencias sugieren que el ejercicio ligero a moderado puede aumentar tu respuesta inmunológica después de una vacuna (estudio). Sin embargo, los efectos secundarios pueden dificultar y disminuir la calidad general de tu entrenamiento.

Lo mejor es conocer los posibles efectos secundarios de la vacunación y cómo planificar tu actividad física alrededor de la vacuna para sentirte lo mejor posible. Aquí te explicamos lo que necesitas saber sobre hacer ejercicio después de recibir una vacuna.

Deporte después de vacunarse
¿Se puede hacer deporte después de vacunarse? 5

¿Es seguro hacer ejercicio después de una vacuna?

En general, es seguro hacer ejercicio después de recibir una vacuna. No hay evidencia de que hacer ejercicio justo antes o después de la vacuna afecte la eficacia de esta. Así que, si puedes tolerar los efectos secundarios, no hay nada que te impida hacer ejercicio después de recibir la vacuna.

Las vacunas, incluyendo las de COVID-19 y la gripe estacional, pueden causar efectos secundarios como fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y dolor, enrojecimiento e hinchazón en el brazo donde recibiste la vacuna (revisión, revisión). Estos efectos secundarios pueden afectar tu capacidad para realizar actividades diarias, incluido el ejercicio, pero en realidad son un signo de que tu sistema inmunológico está respondiendo a la vacuna.

Así lo muestran algunas investigaciones que han encontrado que el ejercicio después de la vacunación puede aumentar tu respuesta inmunológica al aumentar la cantidad de anticuerpos que produce el organismo (estudio). La evidencia total, sin embargo, es contradictoria y algunas investigaciones han encontrado que el ejercicio no beneficia la eficacia de la vacuna (revisión).

Un estudio publicado en 2022 encontró que una única sesión de 90 minutos de ciclismo indoor a una intensidad moderada o una caminata rápida combinada con algo de carrera al trote al aire libre aumentó la respuesta de anticuerpos en las cuatro semanas posteriores a la vacunación contra el COVID-19 y la gripe estacional.

La actividad física también induce una respuesta inflamatoria. La inflamación puede activar más células presentadoras de antígenos (APC) de lo habitual, que son células del sistema inmunológico que ayudan a combatir infecciones (metanálisis).

Así que, en la mayoría de casos, es seguro realizar ejercicio después de vacunarse. De hecho, puede que incluso la respuesta inmune mejore cuando sigues practicando ejercicio de manera habitual, incluso si eres deportista de élite o alguien que entrena con verdadero empeño (estudio, revisión).

Los medicamentos de venta libre, como el paracetamol, el ibuprofeno o la aspirina, pueden tratar los efectos secundarios, por lo que, previa aprobación de tu médico, tomar alguno de estos medicamentos puede ayudarte a sentirte mejor y estar listo para hacer ejercicio.

¿Cuánto tiempo debo esperar antes de hacer ejercicio después de vacunarme?

Dependiendo de la vacuna, en la mayoría de los casos, probablemente no vaya a alterar tu rutina de ejercicio habitual después de recibir una dosis, si bien hay que dar algunas recomendaciones.

Algunas personas experimentan efectos secundarios leves a los pocos minutos y que desaparecen en pocos días, pero que no interrumpen sus actividades diarias, incluyendo el ejercicio, al menos al 100%. Es cierto que entre los efectos secundarios pueden causar un entrenamiento de menor calidad, lo cual resultaría algo menos placentero y útil, pero, en general, podrás seguir entrenando.

Otras pocas personas, por el contrario, pueden querer tomarse un par de días de descanso mientras se recuperan de alguno(s) de los síntomas secundarios asociados a muchas de las vacunas: pérdida repentina del olfato o el gusto, tos, fatiga general, fiebre, síntomas gastrointestinales (por ejemplo, diarrea, náuseas o vómitos), dolores de cabeza, garganta, muscular o corporal, dolores en la zona del pinchazo, etc.

Como regla general, escucha a tu cuerpo y mantén tu responsabilidad social si contraes algunos síntomas relacionados con un posible contagio o resfriado. Es imposible predecir a ciencia cierta cómo responderá tu cuerpo a una vacuna.

Ejercicio después de vacuna
¿Se puede hacer deporte después de vacunarse? 6

¿Importa el tipo de ejercicio que se realiza después de vacunarse?

Dependiendo de la intensidad y el tipo de efectos secundarios que experimentes, es posible que debas adaptar el tipo de ejercicio o, al menos, la intensidad del mismo.

Por ejemplo, si tenías planificado una sesión de entrenamiento cardiovascular de alta intensidad corriendo, lo cual incluye un movimiento de brazos bastante fuerte, y notas molestias en esa zona, puedes adaptar la técnica de carrera, pegando el brazo que has recibido la vacuna a tu cuerpo, o bien, optar por dar un largo paseo con inclinación en la cinta de caminar. 

Del mismo modo, si experimentas algún efecto secundario relacionado con dolor en la zona del pinchazo y tienes planificada una sesión de entrenamiento de fuerza centrada en el torso, quizás debas tener la flexibilidad suficiente para incluir otros ejercicios que no te molesten, o incluso dejar de entrenar torso ese día en favor de las piernas.

En realidad, si tienes planificada una dosis de una vacuna próximamente, es mejor no hacer planes de ejercicio concretos, y sí ser flexible en la programación, ya que no hay forma de saber exactamente cómo responderá tu cuerpo a una vacuna. La autorregulación del entrenamiento será tu aliada en estos momentos.

Entre la bibliografía que puedes consultar al final de este artículo, algunas investigaciones han encontrado que los ejercicios suaves para la parte superior del cuerpo pueden reducir el dolor y el enrojecimiento en el brazo donde recibiste la vacuna. Por ejemplo, puedes probar también a hacer movilidad específica de todo el cuerpo o de las extremidades superiores en el día que he recibido la vacuna o en el siguiente.

Por tanto, al igual que hemos venido diciendo hasta ahora, cada persona reacciona de manera diferente a las vacunas, por lo que es fundamental prestar atención a cómo te sientes y adaptar tu actividad física en consecuencia.

Resumen y conclusiones

Después de recibir una vacuna, como la de COVID-19 o la de la gripe, es seguro hacer ejercicio si te sientes lo suficientemente bien, aunque los efectos secundarios leves pueden afectar la calidad de tu entrenamiento.

En general, no es necesario alterar significativamente tu rutina de ejercicio después de la vacunación, pero debes escuchar a tu cuerpo y ser flexible en tu programación de ejercicios, ya que la respuesta a la vacuna puede variar de una persona a otra.

Si experimentas efectos secundarios leves, como fiebre, dolor de cabeza o dolor en el brazo donde te aplicaron la vacuna, es recomendable adaptar la intensidad y el tipo de ejercicio según cómo te sientas. También puedes valorar tomar medicamentos de venta libre, como paracetamol o ibuprofeno, previa aprobación de tu médico, para aliviar los efectos secundarios y sentirte mejor.

Por último, aunque algunos estudios sugieren que el ejercicio puede aumentar la respuesta inmunológica después de la vacunación en las primeras semanas, la evidencia sigue siendo contradictoria en este aspecto.

  1. Bruunsgaard, H. E. L. L. E., Hartkopp, A., Mohr, T. H. O. M. A. S., Konradsen, H. E. L. L. E., Heron, I. V. E. R., Mordhorst, C. H., & Pedersen, B. K. (1997). In vivo cell-mediated immunity and vaccination response following prolonged, intense exercise. Medicine and Science in Sports and Exercise, 29(9), 1176-1181.
  2. Pascoe, A. R., Singh, M. A. F., & Edwards, K. M. (2014). The effects of exercise on vaccination responses: a review of chronic and acute exercise interventions in humans. Brain, Behavior, and Immunity, 39, 33-41.
  3. Lee, V. Y., Booy, R., Skinner, S. R., Fong, J., & Edwards, K. M. (2018). The effect of exercise on local and systemic adverse reactions after vaccinations–Outcomes of two randomized controlled trials. Vaccine, 36(46), 6995-7002.
  4. Ledo, A., Schub, D., Ziller, C., Enders, M., Stenger, T., Gärtner, B. C., ... & Sester, M. (2020). Elite athletes on regular training show more pronounced induction of vaccine-specific T-cells and antibodies after tetravalent influenza vaccination than controls. Brain, behavior, and immunity, 83, 135-145.
  5. Simpson, R. J., Campbell, J. P., Gleeson, M., Krüger, K., Nieman, D. C., Pyne, D. B., ... & Walsh, N. P. (2020). Can exercise affect immune function to increase susceptibility to infection?. Exercise immunology review, 26, 8-22.
  6. Chastin, S. F., Abaraogu, U., Bourgois, J. G., Dall, P. M., Darnborough, J., Duncan, E., ... & Hamer, M. (2021). Effects of regular physical activity on the immune system, vaccination and risk of community-acquired infectious disease in the general population: systematic review and meta-analysis. Sports medicine, 51, 1673-1686.
  7. Hallam, J., Jones, T., Alley, J., & Kohut, M. L. (2022). Exercise after influenza or COVID-19 vaccination increases serum antibody without an increase in side effects. Brain, behavior, and immunity, 102, 1-10.
  8. Al-Mhanna, S. B., Wan Ghazali, W. S., Maqsood, A., Mohamed, M., Ahmed, N., Afolabi, H. A., ... & Zafar, M. S. (2023). Physical activities pre-and post-COVID-19 vaccination and its implementations: A narrative review. SAGE Open Medicine, 11, 20503121231158981.
  9. Barni, L., Carrasco-Vega, E., Olivieri, M., Galán-Mercant, A., Guiducci, S., Picariello, F., & González-Sánchez, M. (2023). Does Physical Exercise Enhance the Immune Response after Vaccination? A Systematic Review for Clinical Indications of COVID-19 Vaccine. International Journal of Environmental Research and Public Health, 20(6), 5183.
  10. Dhamanti, I., Suwantika, A. A., Adlia, A., Yamani, L. N., & Yakub, F. (2023). Adverse Reactions of COVID-19 Vaccines: A Scoping Review of Observational Studies. International journal of general medicine, 609-618.
FORMACIONES
Fit Generation
Formaciones Fit Generation
Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones
Scroll al inicio