¿Cuáles son los músculos más fuertes y más débiles del cuerpo humano?

La pregunta aparentemente simple de cuál es el músculo más fuerte en el cuerpo humano no tiene una respuesta unívoca. La fuerza de un músculo se puede medir de diversas maneras y está influenciada por múltiples factores. 

En este artículo, exploramos las complejidades (resumidas) de la fuerza muscular y destacaremos algunos de los músculos que más y menos pueden expresar.

Músculos más fuertes
¿Cuáles son los músculos más fuertes y más débiles del cuerpo humano? 15

Factores determinantes de la fuerza muscular

La fuerza que un músculo es capaz de expresar se basa en algunos factores interconectados (revisión):

  • El tamaño del músculo, 
  • Su sección transversal, 
  • El tipo de fibra muscular (tipo I o tipo II) predominante,
  • El ángulo de penación,
  • La longitud del brazo de palanca,
  • Las características inherentes a la articulación,
  • Etc.

Cada músculo del cuerpo humano está influenciado por estos factores en diferentes proporciones, lo que hace que la comparación directa de su fuerza sea una tarea compleja.

Sí que debemos tener claro que las fibras de contracción lenta y rápida tienen capacidades similares para generar tensión específica (kg/cm2), por lo que para un mismo número total de fibras musculares, en teoría, músculos con diferente proporción de fibras rápidas y fibras lentas entre sí, podrían mostrar la misma capacidad total de fuerza.

Sin embargo, las fibras rápidas muestran un pico considerablemente mayor de tasa de producción de fuerza, o, lo que es lo mismo, son capaces de alcanzar la fuerza máxima antes (Tabla 1). Si el tiempo de producción de fuerza es ilimitado, la inmensa mayoría de músculos del cuerpo humano son capaces de producir la misma cantidad de fuerza fibra a fibra.

Características de las fibras musculares
¿Cuáles son los músculos más fuertes y más débiles del cuerpo humano? 16

Tabla 1. Características de las diferentes fibras musculares del músculo esquelético humano.

A pesar de ello, no todos los músculos tienen la misma cantidad de fibras musculares, lo que sumado al resto de factores que intervienen en la producción total de fuerza, nos permiten establecer una clasificación.

Músculos destacados en diferentes aspectos de la fuerza

En el ámbito del deporte, la definición de fuerza varía según los autores y su enfoque.

González-Badillo, clásico entre los clásicos de habla hispana, entiende la fuerza como la capacidad de producir tensión en la musculatura al activarse, lo que comúnmente se interpreta como la capacidad de contraerse.

Posiblemente, esta sea la definición que nos venga la cabeza la mayoría de nosotros, y como tal, entenderíamos una clasificación en la que los músculos que son capaces de contraerse de manera más vigorosa sean los que más arriba aparecen.

Sin embargo, a veces la fuerza es entendida de otras formas, y me estaba recordando a que nos vamos a referir a la hora de hacer la clasificación que verás unas líneas más adelante.

Verkhoshansky, por ejemplo, concibe la fuerza como el resultado de una acción muscular iniciada y coordinada por procesos eléctricos en el sistema nervioso. En este contexto, la fuerza se convierte en la capacidad de un grupo muscular para generar fuerza bajo condiciones específicas.

➜ Otros autores, entre los que podemos destacar a Zatsiorsky, definen la fuerza de una manera más newtoniana como la capacidad de vencer o resistir una fuerza externa a través de la tensión muscular.

➜ Y particularmente llamativa es la que propusieron Knuttgen y Kraemer (1987) al definir la fuerza como la máxima tensión que un músculo o grupo muscular puede manifestar a una velocidad determinada.

Estas distintas definiciones de la fuerza en el ámbito deportivo demuestran su versatilidad y la importancia de entender sus múltiples manifestaciones. Cada tipo de fuerza tiene su relevancia y aplicación en diversos deportes y actividades físicas, y su comprensión es esencial para optimizar el rendimiento y el entrenamiento.

A partir de ellas, destacamos algunos de los músculos que sobresalen en diversas facetas de la fuerza muscular (revisión):

Músculo masetero

Cuando se trata de ejercer una fuerza sobre un objeto externo, la forma en la que la mayoría de nosotros entendemos la fuerza, el músculo masetero se lleva el premio. 

Aunque posiblemente hubieras querido encontrar en los primeros puestos a glúteo mayor, al cuádriceps o al pectoral, este músculo de la mandíbula (Figura 1), utilizado para masticar, puede ejercer una fuerza de hasta 90 kilogramos. Su fuerza se destaca debido a su corto brazo de palanca, que amplifica su capacidad de fuerza (estudio).

Cara externa inferior de la mandíbula
¿Cuáles son los músculos más fuertes y más débiles del cuerpo humano? 17

Figura 1. El músculo masetero, ubicado desde el borde inferior del arco cigomático hasta la cara externa inferior de la mandíbula, es conocido por tener una gran fuerza de masticación.

Cuádriceps femoral

En términos de la fuerza intrínseca del músculo en sí, sin relación a un objeto externo, los cuádriceps femorales se sitúan en los primeros puestos debido, fundamentalmente, a su tamaño (estudio, estudio).

Situados en la parte delantera del fémur, este grupo muscular, conformado por los tres vastos del cuádriceps (externo, intermedio e interno) y por el recto anterior, es crucial para soportar el peso del cuerpo, funcionando en tareas del día a día como caminar, correr y sentarse; siendo su función principal la de extender la rodilla.

Músculos externos del ojo

Los músculos externos del ojo destacan por su capacidad de mover el globo ocular con precisión. Se dice que son "100 veces más fuertes de lo necesario" para cumplir su función. 

Estos músculos desempeñan un papel crucial en los movimientos oculares, incluyendo los movimientos sacádicos de alta velocidad.

Corazón

El corazón, aunque no ejerce una fuerza significativa en términos de peso, realiza una cantidad de trabajo físico sustancial a lo largo de la vida de una persona: se contrae continuamente para bombear sangre, a razón de 60 – 100 latidos por minuto en reposo, por lo que si echas cuentas, llega a hacerlo muchos millones de veces a lo largo de nuestra vida. 

Si bien esto no está concebido como un nivel de fuerza tan alto como el que pueden expresar otros músculos, también hay que tener mucha fuerza y resistencia para llegar a realizarlo.

¿Cuál es el músculo más débil del cuerpo?

En contraposición a los músculos más fuertes, el músculo estapedio, también conocido como músculo del estribo, se destaca como el músculo esquelético más pequeño y débil del cuerpo humano (Figura 2) (estudio).

Con poco más de un milímetro de longitud, su función es estabilizar el estribo, el hueso más pequeño del cuerpo, ayudando a controlar la amplitud de las ondas sonoras del ambiente externo general al oído interno. Esto protege al oído interno de sonidos de alto volumen, principalmente de nuestra propia voz.

A pesar de su diminuto tamaño, cumple un papel crucial en la audición y la transmisión del sonido.

Hueso estribo del oído interno
¿Cuáles son los músculos más fuertes y más débiles del cuerpo humano? 18

Figura 2. El músculo estapedio, estabilizador del hueso estribo del oído interno, es considerado el músculo más pequeño y débil de nuestro cuerpo.

¿Qué ocurre con el resto de músculos conocidos?

Es lógico que te preguntes qué ocurre con músculos más conocidos como bíceps, tríceps, pectoral, cuádriceps, glúteos, etc.

Lo cierto es que la respuesta tiene bastante coherencia y es, fundamentalmente, que la capacidad de estos músculos para ejercer fuerza depende de su tamaño y, claro, del trabajo que le dediquemos a lo largo de nuestra vida en los entrenamientos que realicemos.

Pero atendiendo a su condición basal, natural, con la que nos encontramos al empezar a entrenar, el tamaño de los músculos y su área de sección transversal determinan en gran medida la fuerza que son capaces de expresar (revisión) y, por tanto, podemos hacer una clasificación aproximada de los más fuertes y más débiles.

➜ En este otro artículo ya hablamos sobre los músculos más grandes y más pequeños de nuestro cuerpo, dentro de los que solemos entrenar en nuestras sesiones de fuerza en el gimnasio, por lo que si quieres saber más, no dudes en visitarlo.

Pero haciendo un resumen clasificatorio, podríamos decir que los músculos más fuertes serían los siguientes (Figura 3):

Tamaño diferentes músculos esqueléticos
¿Cuáles son los músculos más fuertes y más débiles del cuerpo humano? 19

Figura 3. Tamaño de diferentes músculos esqueléticos del cuerpo humano (cm3).

➜ Los cuádriceps, ubicados en la parte frontal del muslo, son indiscutiblemente el grupo muscular más extenso tanto en hombres como en mujeres. Cómo hemos mencionado antes, precisamente por este motivo se ubican en los primeros puestos de la clasificación de los músculos más fuertes.

Sorprendentemente, estos músculos son aproximadamente el doble de grandes que el segundo grupo más grande, el glúteo mayor.

➜ El título del segundo grupo muscular más grande y, consecuentemente, el segundo en cuanto a capacidad de ejercer fuerza, está en disputa entre el glúteo mayor y el conjunto del tríceps sural

➜ Si bien los gemelos y el soleo (tríceps sural) conforman un conjunto notable en tamaño, al considerar tanto el glúteo mayor como los glúteos medio y menor, los glúteos en conjunto superan a las pantorrillas. Esta distinción resalta la importancia de los glúteos en la anatomía y función de la parte inferior del cuerpo.

➜ En comparación con la parte inferior del cuerpo, la parte superior alberga grupos musculares de menor tamaño. En este contexto, los deltoides emergen como el grupo muscular (anterior, medio y posterior) más grande en la parte superior del cuerpo, por lo que quizás también se pueda ubicar entre los primeros puestos en la capacidad de ejercer fuerza.

➜ En contraste, el bíceps braquial se distingue como el grupo muscular más pequeño. Entre estos dos extremos, la mayoría de los músculos de la parte superior del cuerpo, como los trapecios, los pectorales, los tríceps y el dorsal ancho, mantienen aproximadamente un tamaño equitativo.

Ten en cuenta que no podemos ver la totalidad de la profundidad de estos grupos musculares como para poder afirmar, solo mirándolos en el espejo, si son grandes o pequeños en comparación con otros. Por eso quizás te sorprende la clasificación.

Y, por supuesto, no dejes en el tintero los factores que determinan la fuerza que es capaz de ejercer un músculo o grupo muscular concreto, como hemos visto al principio. 

Entre esos factores, el entrenamiento supone un punto esencial para que, con el paso del tiempo, unos grupos musculares, que aparentemente eran más débiles, puedan posicionarse como algunos de los más fuertes de tu cuerpo, y viceversa.

Resumen y conclusiones

En resumen, la fuerza muscular en el cuerpo humano es un concepto multidimensional. La fuerza de un músculo se determina por sus propiedades histológicas, estructurales, físicas, mecánicas, neurales... lo que hace que cada músculo destaque en diferentes aspectos de la fuerza, y sea difícil concretar cuál es "el músculo más fuerte".

➜ A pesar de ello, si quieres quedarte con uno, el masetero, con casi toda probabilidad, estaría (casi siempre) en el primer puesto.

744e4b18 684d 4edb 9f4d c66df32c0e99 jpg
¿Cuáles son los músculos más fuertes y más débiles del cuerpo humano? 20

Su tamaño, el área de sección transversal, la disposición de las fibras musculares y el apalancamiento de un músculo determinan en gran medida la fuerza que es capaz de expresar.

Por ese motivo, es de esperar que otros como los cuádriceps, glúteos o deltoides estén entre los primeros puestos de la clasificación.

➜ En contraposición, el músculo estapedio, ubicado en el oído interno, es considerado el músculo más débil.

60afcbcb 55a3 4c00 b647 8a457d19d033 jpg
¿Cuáles son los músculos más fuertes y más débiles del cuerpo humano? 21

Si te ha gustado el artículo, indaga el blog del Fit Generation, ¡te esperan muchos más artículos interesantes!

  1. Borg, E., & Zakrisson, J. E. (1975). The activity of the stapedius muscle in man during vocalization. Acta oto-laryngologica, 79(3-6), 325-333.
  2. Knuttgen, H. G., & Kraemer, W. J. (1987). Terminology and measurement. Journal of applied sport science research, 1(1), 1-10.
  3. Wood, J. E., Meek, S. G., & Jacobsen, S. C. (1989). Quantitation of human shoulder anatomy for prosthetic arm control—II. Anatomy matrices. Journal of biomechanics, 22(4), 309-325.
  4. Cutts, A., Alexander, R. M., & Ker, R. F. (1991). Ratios of cross-sectional areas of muscles and their tendons in a healthy human forearm. Journal of Anatomy, 176, 133.
  5. Fitts, R. H., McDonald, K. S., & Schluter, J. M. (1991). The determinants of skeletal muscle force and power: their adaptability with changes in activity pattern. Journal of biomechanics, 24, 111-122.
  6. Walton, J. M., Roberts, N., & Whitehouse, G. H. (1997). Measurement of the quadriceps femoris muscle using magnetic resonance and ultrasound imaging. British journal of sports medicine, 31(1), 59-64.
  7. Raadsheer, M. C., Van Eijden, T. M. G. J., Van Ginkel, F. C., & Prahl-Andersen, B. (1999). Contribution of jaw muscle size and craniofacial morphology to human bite force magnitude. Journal of dental research, 78(1), 31-42.
  8. González-Badillo, J.J. & Ribas, J. (2002). Bases de la programación del entrenamiento de fuerza. Barcelona: INDE.
  9. González-Badillo, J.J. & Gorostiaga, E. (2002). Fundamentos del entrenamiento de la fuerza. Barcelona: INDE.
  10. Izquierdo, M., Häkkinen, K., Gonzalez-Badillo, J. J., Ibanez, J., & Gorostiaga, E. M. (2002). Effects of long-term training specificity on maximal strength and power of the upper and lower extremities in athletes from different sports. European journal of applied physiology, 87(3), 264-271.
  11. Garner, B. A., & Pandy, M. G. (2003). Estimation of musculotendon properties in the human upper limb. Annals of biomedical engineering, 31(2), 207-220.
  12. Holzbaur, K. R., Murray, W. M., Gold, G. E., & Delp, S. L. (2007). Upper limb muscle volumes in adult subjects. Journal of biomechanics, 40(4), 742-749.
  13. Erskine, R. M., Jones, D. A., Maganaris, C. N., & Degens, H. (2009). In vivo specific tension of the human quadriceps femoris muscle. European journal of applied physiology, 106, 827-838.
  14. Verkhoshansky, Y., & Verkhoshansky, N. (2011). Special strength training: manual for coaches. Rome: Verkhoshansky Sstm.
  15. Lube, J., Cotofana, S., Bechmann, I., Milani, T. L., Özkurtul, O., Sakai, T., ... & Hammer, N. (2016). Reference data on muscle volumes of healthy human pelvis and lower extremity muscles: an in vivo magnetic resonance imaging feasibility study. Surgical and Radiologic Anatomy, 38(1), 97-106.
  16. Pareja‐Blanco, F., Rodríguez‐Rosell, D., Sánchez‐Medina, L., Sanchis‐Moysi, J., Dorado, C., Mora‐Custodio, R., ... & González‐Badillo, J. J. (2017). Effects of velocity loss during resistance training on athletic performance, strength gains and muscle adaptations. Scandinavian journal of medicine & science in sports, 27(7), 724-735.
  17. Rodríguez‐Rosell, D., Pareja‐Blanco, F., Aagaard, P., & González‐Badillo, J. J. (2018). Physiological and methodological aspects of rate of force development assessment in human skeletal muscle. Clinical physiology and functional imaging, 38(5), 743-762.
  18. Alcazar, J., Csapo, R., Ara, I., & Alegre, L. M. (2019). On the shape of the force-velocity relationship in skeletal muscles: The linear, the hyperbolic, and the double-hyperbolic. Frontiers in physiology, 10, 769.
  19. Jorgenson, K. W., Phillips, S. M., & Hornberger, T. A. (2020). Identifying the structural adaptations that drive the mechanical load-induced growth of skeletal muscle: a scoping review. Cells, 9(7), 1658.
  20. Reggiani, C., & Schiaffino, S. (2020). Muscle hypertrophy and muscle strength: dependent or independent variables? A provocative review. European journal of translational myology, 30(3).
  21. Standring, S. (Ed.). (2020). Gray's anatomy e-book: the anatomical basis of clinical practice. Elsevier Health Sciences.
  22. Zatsiorsky, V. M., Kraemer, W. J., & Fry, A. C. (2020). Science and practice of strength training. Human Kinetics.
FORMACIONES
Fit Generation
Formaciones Fit Generation
Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones
Scroll al inicio