¿Qué es y para qué sirve el antioxidante fucoxantina?

La fucoxantina se considera el carotenoide natural más abundante, representando aproximadamente el 10% del total de carotenoides de la naturaleza.

Se encuentra principalmente en algas marinas (algas pardas) y microalgas (diatomeas), y juega un papel clave en la fotosíntesis de las algas (D’Orazio et al.; 2012).

La fucoxantina es un compuesto molecular pequeño con una estructura química única (Maeda et al.; 2018).

Estructura molecular fucoxantina
¿Qué es y para qué sirve el antioxidante fucoxantina? 5

Imagen 3: estructura molecular de la fucoxantina

Múltiples investigaciones han demostrado que la fucoxantina tiene una variedad de características biológicas. Su efecto antioxidante es mejor que el de la vitamina E y la vitamina C. Puede prevenir el efecto citotóxico de moléculas oxidantes y ejerce un efecto antirradiación UV-B sobre el daño al ADN (Chen et al.; 2019)

Además, este compuesto también tiene propiedades antiinflamatorias, antiobesidad, anticancerígenas y otras propiedades biológicas que pueden ser de gran interés para múltiples patologías.

En los últimos años, la incidencia del estrés oxidativo y enfermedades crónicas relacionadas con la inflamación han aumentado drásticamente (Molodecky et al.; 2012).

En la actualidad, los fármacos utilizados para tratar dichas enfermedades a menudo tienen varios efectos secundarios, como toxicidad hepatorrenal, reacciones gastrointestinales, reacciones alérgicas, toxicidad hematopoyética y resistencia a los fármacos (Al-Azayzih et al.; 2020).

La fucoxantina es un producto natural de origen marino que tiene una amplia gama de beneficios y muestra una toxicidad y efectos secundarios mínimos. Por lo tanto, es probable que la fucoxantina se convierta en un candidato a fármaco para el tratamiento de enfermedades relacionadas con la inflamación en el futuro.

¿Para que se podría usar la fucoxantina?

Como se ha dicho anteriormente, la fucoxantina es una molécula con muchas propiedades y podría actuar como sustituto a ciertos fármacos en un futuro. A continuación, veremos en que campos podría ser interesante su uso.

Inflamación

Las citocinas inflamatorias (pequeñas moléculas que produce nuestro cuerpo que inducen procesos inflamatorios) juegan un papel importante en la cicatrización y el dolor inflamatorio, como son la IL-6, TNF-α o el óxido nítrico (NO) (Yamanaka et al.; 2010)

En el estudio de Heo y colaboradores (Heo et al.; 2012) usaron fucoxantina para actuar sobre células (macrófagos obtenidos de un tumor inducido por un virus de leucemia murina) estimuladas por lipopolisacárido (LPS) (toxina que induce un efecto toxico y por ende un aumento de moléculas inflamatorias) y encontraron que los niveles de expresión de NO, TNF-α e IL-6 estaban inhibidos.

Esto llevó a suponer que la fucoxantina puede aliviar las enfermedades inflamatorias y regular la activación de los macrófagos. El mecanismo de inhibición de la producción de NO por parte de la fucoxantina podría estar relacionado con la regulación a la baja del ARNm y la expresión de la óxido nítrico sintasa (iNOS), así como una baja expresión génica de TNF-α e IL-6.

Protector hepático

El hígado es el principal órgano metabólico y de desintoxicación, por lo que es vulnerable al estrés oxidativo.

En un estudio se indujo daño oxidativo en células hepáticas usando H2O2 (peróxido de hidrógeno), a las que se les intervino con fucoxantina. Los resultados indicaron la posibilidad de que la fucoxantina protegiera a las células del daño oxidativo (Wang et al.; 2018)

El desarrollo de carcinoma hepatocelular (cáncer de hígado) es un proceso de varios pasos que incluye daño hepático crónico e inflamación (Santos et al.; 2017).

El cáncer de hígado en ratas inducido por dietilnitrosamina mostró una progresión histopatológica similar al del humano, y se usó para analizar las características patológicas en diferentes etapas hepáticas (inflamación, fibrosis y cáncer) (Ding et al.; 2017).

En un estudio de Jin y colaboradores (Jin et al.; 2019) prepararon el modelo de cáncer de hígado en ratas inducido por dietilnitrosamina e identificaron la formación de metabolitos de peroxidación lipídica. Además, determinaron que la fucoxantina podría eliminar los metabolitos de peroxidación de lípidos, eliminar las especies reactivas de oxígeno (ROS), bloquear la formación de radicales libres y desempeñar un papel en la inhibición de tumores.

Otros estudios también han demostrado que la fucoxantina promueve la apoptosis de las células de cáncer de hígado (Foo et al.; 2018).

Protector cardiovascular

El consumo de fucoxantina en ratas parece obstaculizar la absorción de colesterol y triglicéridos.

El aumento de HMG-CoA, CYP7A1 y ACAT (proteínas productoras de colesterol en el hígado) observado con una dieta alta en grasas parece atenuarse cuando la dieta tiene un contenido de fucoxantina del 0,2% (Ha et al.; 2013).

Neuroprotector

La microglía (células del sistema inmune en el sistema nervioso) sirven como sensor cerebral para la inflamación y poseen una respuesta inflamatoria cuando son "activadas" por citocinas (Ransohoff et al.; 2009) que, si se prolongan en el tiempo y son en altas cantidades, contribuyen a la neurotoxicidad (Block et al.; 2007)

En uso fucoxantina en células microgliales parece reducir la secreción de moléculas de señalización inflamatoria (PGE2 y óxido nítrico) lo que sugiere un efecto antiinflamatorio. Este efecto es dosis-dependiente y parece estar asociado con una regulación ascendente de las enzimas antioxidantes (SOD y glutatión) y una supresión de la activación de la MAPK (Lull et al. 2010)

Antiobesidad

El uso de fucoxantina parece obstaculizar la absorción de colesterol y triglicéridos, lo que puede ayudar a una reducción del colesterol y una pérdida de peso. Algunos genes y sus proteínas aumentan en el hígado en respuesta a una dieta alta en grasas y obesogenica, este aumento parece ser reducido por el consumo fucoxantina (Ha et al.; 2013).

Por otro lado, se han visto aumentos en los niveles de adiponectina (citoquina secretada por el tejido adiposo que regula el metabolismo energético del organismo, ya que estimula la oxidación de ácidos grasos, reduce los triglicéridos plasmáticos y mejora el metabolismo de la glucosa mediante un aumento de la sensibilidad a la insulina) y disminución de la leptina en ratones obesos suplementados con fucoxantina (Hu et al.; 2012)

La mayoría de los estudios en animales sugieren que la fucoxantina aumenta la pérdida de grasa de forma fiable y en dosis muy bajas, fácilmente alcanzable con el consumo diario de algas marrones.

Existe un estudio en humanos que apoya los resultados de los estudios en animales, y la fucoxantina parece tener un efecto moderadamente potente pero muy retardado en la inducción de la pérdida de grasa (Abidov et al.; 2010), aunque aún es pronto para encasillarlo como una molécula interesante para un coctel de pérdida de grasa

Antidiabético

La fucoxantina parece tener efectos antidiabéticos al normalizar la función del músculo esquelético en la diabetes; este efecto de normalización no afecta a los animales no diabéticos. Este efecto se vio en ratas obesas tras el consumo de fucoxantina durante 2 semanas, en las cuales se vio una disminución de los niveles de glucosa por una mayor traslocación de GLUT4 a la membrana de la celula (Nishikawa et al.; 2012)

Acción de la insulina en la traslocación de transportadores
¿Qué es y para qué sirve el antioxidante fucoxantina? 6

Imagen 4: acción de la insulina en la traslocación de transportadores GLUT4 a la membrana de la célula

¿Cómo se toma fucoxantina?

Las dosis que se manejan en los estudios van de 2,4 - 8 mg de fucoxantina al día y aunque dentro de este rango los beneficios son dosis-dependiente, dosis más altas no se han probado lo suficiente.

La fucoxantina suele venir como extracto seco de undaria pinnafitida, el cual viene estandarizado casi siempre con un 1% de fucoxantina, así que para obtener 2,4 - 8 mg, tendrás que consumir 240-800 mg del extracto seco.

Resumen sobre el consumo de fucoxantina

La fucoxantina es un ingrediente prometedor que ha dado muy buenos resultados en modelos in vitro e in vivo en animales. Los datos en humanos aún son escasos y muy variables debido a que los modelos de estudio tienen distintas condiciones patológicas.

Sin embargo, en los próximos años la fucoxantina podría convertirse en un suplemento para tener en cuenta por sus múltiples beneficios mostrados hasta ahora.

Formación para ser dietista o entrenador online

¿Quieres estudiar sobre nutrición deportiva y trabajar legalmente de ello en cualquier sitio de la Unión Europea?

Tenemos una clase GRATIS para ti:

¿Quieres estudiar entrenamiento personal de forma actualizada y dedicarte profesionalmente a ello?

Descubre cómo en esta clase GRATUITA:

Bibliografía

  • Abidov, M., Ramazanov, Z., Seifulla, R., & Grachev, S. (2010). The effects of Xanthigen in the weight management of obese premenopausal women with non-alcoholic fatty liver disease and normal liver fat. Diabetes, obesity & metabolism, 12(1), 72–81. https://doi.org/10.1111/j.1463-1326.2009.01132.x
  • Al-Azayzih, A., Al-Azzam, S. I., Alzoubi, K. H., Jarab, A. S., Kharaba, Z., Al-Rifai, R. H., & Alnajjar, M. S. (2020). Nonsteroidal Anti-inflammatory Drugs Utilization Patterns and Risk of Adverse Events due to Drug-Drug Interactions among Elderly Patients: A Study from Jordan. Saudi pharmaceutical journal : SPJ : the official publication of the Saudi Pharmaceutical Society, 28(4), 504–508. https://doi.org/10.1016/j.jsps.2020.03.001
  • Block, M. L., Zecca, L., & Hong, J. S. (2007). Microglia-mediated neurotoxicity: uncovering the molecular mechanisms. Nature reviews. Neuroscience, 8(1), 57–69. https://doi.org/10.1038/nrn2038
  • Chen, S. J., Lee, C. J., Lin, T. B., Peng, H. Y., Liu, H. J., Chen, Y. S., & Tseng, K. W. (2019). Protective Effects of Fucoxanthin on Ultraviolet B-Induced Corneal Denervation and Inflammatory Pain in a Rat Model. Marine drugs, 17(3), 152. https://doi.org/10.3390/md17030152
  • D'Orazio, N., Gemello, E., Gammone, M. A., De Girolamo, M., Ficoneri, C., & Riccioni, G. (2012). Fucoxantin: a treasure from the sea. Marine drugs, 10(3), 604–616. https://doi.org/10.3390/md10030604
  • Ding, Y. F., Wu, Z. H., Wei, Y. J., Shu, L., & Peng, Y. R. (2017). Hepatic inflammation-fibrosis-cancer axis in the rat hepatocellular carcinoma induced by diethylnitrosamine. Journal of cancer research and clinical oncology, 143(5), 821–834. https://doi.org/10.1007/s00432-017-2364-z
  • Foo, S. C., Yusoff, F. M., Imam, M. U., Foo, J. B., Ismail, N., Azmi, N. H., Tor, Y. S., Khong, N. M. H., & Ismail, M. (2018). Increased fucoxanthin in Chaetoceros calcitrans extract exacerbates apoptosis in liver cancer cells via multiple targeted cellular pathways. Biotechnology reports (Amsterdam, Netherlands), 21, e00296. https://doi.org/10.1016/j.btre.2018.e00296
  • Ha, A. W., & Kim, W. K. (2013). The effect of fucoxanthin rich power on the lipid metabolism in rats with a high fat diet. Nutrition research and practice, 7(4), 287–293. https://doi.org/10.4162/nrp.2013.7.4.287
  • Heo, S. J., Yoon, W. J., Kim, K. N., Oh, C., Choi, Y. U., Yoon, K. T., Kang, D. H., Qian, Z. J., Choi, I. W., & Jung, W. K. (2012). Anti-inflammatory effect of fucoxanthin derivatives isolated from Sargassum siliquastrum in lipopolysaccharide-stimulated RAW 264.7 macrophage. Food and chemical toxicology : an international journal published for the British Industrial Biological Research Association, 50(9), 3336–3342. https://doi.org/10.1016/j.fct.2012.06.025
  • Hu, X., Li, Y., Li, C., Fu, Y., Cai, F., Chen, Q., & Li, D. (2012). Combination of fucoxanthin and conjugated linoleic acid attenuates body weight gain and improves lipid metabolism in high-fat diet-induced obese rats. Archives of biochemistry and biophysics, 519(1), 59–65. https://doi.org/10.1016/j.abb.2012.01.011
  • Jin, X., Zhao, T., Shi, D., Ye, M. B., & Yi, Q. (2019). Protective role of fucoxanthin in diethylnitrosamine-induced hepatocarcinogenesis in experimental adult rats. Drug development research, 80(2), 209–217. https://doi.org/10.1002/ddr.21451
  • Lull, M. E., & Block, M. L. (2010). Microglial activation and chronic neurodegeneration. Neurotherapeutics : the journal of the American Society for Experimental NeuroTherapeutics, 7(4), 354–365. https://doi.org/10.1016/j.nurt.2010.05.014
  • Maeda, H., Fukuda, S., Izumi, H., & Saga, N. (2018). Anti-Oxidant and Fucoxanthin Contents of Brown Alga Ishimozuku (Sphaerotrichia divaricata) from the West Coast of Aomori, Japan. Marine drugs, 16(8), 255. https://doi.org/10.3390/md16080255
  • Molodecky, N. A., Soon, I. S., Rabi, D. M., Ghali, W. A., Ferris, M., Chernoff, G., Benchimol, E. I., Panaccione, R., Ghosh, S., Barkema, H. W., & Kaplan, G. G. (2012). Increasing incidence and prevalence of the inflammatory bowel diseases with time, based on systematic review. Gastroenterology, 142(1), 46–e30. https://doi.org/10.1053/j.gastro.2011.10.001
  • Nishikawa, S., Hosokawa, M., & Miyashita, K. (2012). Fucoxanthin promotes translocation and induction of glucose transporter 4 in skeletal muscles of diabetic/obese KK-A(y) mice. Phytomedicine : international journal of phytotherapy and phytopharmacology, 19(5), 389–394. https://doi.org/10.1016/j.phymed.2011.11.001
  • Ransohoff, R. M., & Perry, V. H. (2009). Microglial physiology: unique stimuli, specialized responses. Annual review of immunology, 27, 119–145. https://doi.org/10.1146/annurev.immunol.021908.132528
  • Santos, N. P., Colaço, A. A., & Oliveira, P. A. (2017). Animal models as a tool in hepatocellular carcinoma research: A Review. Tumour biology : the journal of the International Society for Oncodevelopmental Biology and Medicine, 39(3), 1010428317695923. https://doi.org/10.1177/1010428317695923
  • Wang, X., Cui, Y. J., Qi, J., Zhu, M. M., Zhang, T. L., Cheng, M., Liu, S. M., & Wang, G. C. (2018). Fucoxanthin Exerts Cytoprotective Effects against Hydrogen Peroxide-induced Oxidative Damage in L02 Cells. BioMed research international, 2018, 1085073. https://doi.org/10.1155/2018/1085073
  • Yamanaka, O., Liu, C. Y., & Kao, W. W. (2010). Fibrosis in the anterior segments of the eye. Endocrine, metabolic & immune disorders drug targets, 10(4), 331–335. https://doi.org/10.2174/1871530311006040331
FORMACIONES
Fit Generation
Formaciones Fit Generation
Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones
Scroll al inicio