Glucosamina, ¿qué es y para qué sirve?

La glucosamina apoya la salud de las articulaciones. Los suplementos pueden ayudar a tratar la osteoartritis y otras afecciones inflamatorias.

Es seguro consumirlo para la mayoría de las personas, pero puede tener efectos secundarios leves como náuseas, acidez de estómago o diarrea.

En este artículo explicaremos todo lo que necesitas saber sobre la glucosamina, incluidos sus beneficios, efectos secundarios e información sobre la dosis.

La glucosamina
Glucosamina, ¿qué es y para qué sirve? 6

¿Qué es la glucosamina?

La glucosamina es un compuesto que se produce naturalmente en el cuerpo. Químicamente, está clasificado como un aminoazúcar. Sirve como componente básico para una variedad de moléculas funcionales en su cuerpo. Se le reconoce principalmente por su papel en el desarrollo y mantenimiento del cartílago dentro de las articulaciones.

La glucosamina también se encuentra en algunos tejidos animales y otros tejidos no humanos, incluidos caparazones de mariscos, huesos de animales y hongos. Las formas suplementarias de glucosamina a menudo se elaboran a partir de estas fuentes naturales.

Este suplemento se utiliza frecuentemente para tratar y prevenir trastornos de las articulaciones como la osteoartritis. Puedes tomarlo por vía oral o aplicarlo tópicamente mediante una crema o ungüento.

Puede reducir la inflamación

La glucosamina se usa a menudo como suplemento para tratar los síntomas de diversas afecciones inflamatorias. Aunque los mecanismos de la glucosamina aún no se conocen bien, parece reducir fácilmente la inflamación.

🔍 En un pequeño estudio en 18 adultos con sobrepeso, la ingesta diaria de 1500 mg de clorhidrato de glucosamina más 1200 mg de sulfato de condroitina durante 28 días redujo la proteína C reactiva (PCR), un biomarcador de inflamación sistemática, en un 23 % en comparación con el placebo.

Como la mayoría de las otras investigaciones sobre la glucosamina, este estudio se complementó simultáneamente con condroitina, un compuesto similar a la glucosamina.

También participa en la producción y el mantenimiento de cartílago saludable en el cuerpo.

Aunque se ha demostrado que la glucosamina y la condroitina reducen la inflamación sistemática, se desconoce si tienen algún efecto antiinflamatorio localizado.

Dicho esto, se ha demostrado que la glucosamina y la condroitina inhiben la activación de las vías inflamatorias en las células sinoviales humanas.

Estas células son responsables de producir componentes del líquido sinovial o líquido articular.

Curiosamente, los efectos antiinflamatorios de la glucosamina también se han asociado con un menor riesgo de desarrollar afecciones mediadas por inflamación, como la diabetes tipo 2.

Aun así, se necesita más investigación para comprender mejor cómo la glucosamina puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo.

Eficacia del sulfato de condroitina
Glucosamina, ¿qué es y para qué sirve? 7

Eficacia del sulfato de condroitina en hernias y protrusiones de discos intervertebrales. Imagen recogida del estudio de Lila, AM. et al., 2018

Apoya las articulaciones sanas

La glucosamina existe naturalmente en el cuerpo. Una de sus funciones principales es apoyar el desarrollo saludable del cartílago articular, un tipo de tejido blanco liso que cubre los extremos de los huesos donde se unen para formar las articulaciones.

Junto con el líquido lubricante llamado líquido sinovial, el cartílago articular minimiza la fricción y permite que los huesos se muevan libremente y sin dolor entre sí. Más específicamente, se cree que la glucosamina promueve la creación de ciertos compuestos químicos, incluido el colágeno, que son componentes estructurales importantes del cartílago articular y del líquido sinovial.

Algunos estudios indican que la ingesta de suplementos de glucosamina puede proteger el tejido articular al prevenir la degradación del cartílago, especialmente en los atletas.

🔍 Por ejemplo, un estudio demostró que tomar entre 1,5 y 3 gramos de glucosamina al día durante 3 meses disminuyó significativamente la degradación del cartílago en jugadores universitarios de fútbol y jugadores profesionales de rugby.

Estos resultados sugieren un efecto protector de las articulaciones de la glucosamina. Sin embargo, se necesita más investigación.

Articulaciones sanas
Glucosamina, ¿qué es y para qué sirve? 8

Utilizada a menudo para tratar trastornos de huesos y articulaciones

Los suplementos de glucosamina se toman con frecuencia para tratar diversas afecciones de los huesos y las articulaciones.

La mayoría de las investigaciones científicas sobre la glucosamina se han centrado en el uso de una forma específica llamada sulfato de glucosamina.

Esta molécula ha sido bien estudiada por su potencial para tratar los síntomas y la progresión de enfermedades asociadas con la osteoartritis (OA), la artritis reumatoide (AR) y la osteoporosis.

🔍 Múltiples estudios indican que la ingesta diaria de suplementos de sulfato de glucosamina puede ofrecer un tratamiento eficaz a largo plazo para la OA al reducir significativamente el dolor, ayudar a mantener el espacio articular y ralentizar la progresión de la enfermedad.

🔍 Mientras tanto, otros estudios no han encontrado que la glucosamina mejore significativamente el dolor o la función de las articulaciones en personas con osteoartritis de manos, caderas o rodillas.

Con base en evidencia contradictoria, algunas organizaciones científicas desaconsejan el uso de glucosamina para el tratamiento de la osteoartritis de rodilla.

Como tal, se necesita más investigación en humanos para comprender mejor los mecanismos y las mejores aplicaciones de la glucosamina en las enfermedades de las articulaciones y los huesos.

Otros usos de la glucosamina

Resumidos a continuación:

Cistitis intersticial

La glucosamina se promociona ampliamente como tratamiento para la cistitis intersticial (CI), una afección caracterizada por inflamación crónica de los músculos de la vejiga y síntomas como micción frecuente y dolor de vejiga.

La CI está asociada con una deficiencia de un compuesto llamado glucosaminoglicano. Debido a que su cuerpo convierte la glucosamina en glucosaminoglicano, se especula que tomar suplementos de glucosamina podría ayudar a controlar la CI.

Lamentablemente, faltan datos científicos fiables que respalden esta teoría.

Enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es una afección que causa inflamación crónica de los intestinos, lo que a menudo provoca síntomas como hinchazón, calambres estomacales y diarrea. Al igual que la CI, se asocia con una deficiencia de glucosaminoglicano.

En un pequeño estudio, 34 participantes con EII que tomaron N-acetil glucosamina (otra forma de suplementos de glucosamina) durante 4 semanas informaron mejoras significativas en síntomas como dolor y diarrea.

Sin embargo, el estudio no fue ciego y no contenía ningún grupo de control. Esto impide sacar conclusiones sobre la eficacia de la glucosamina para mejorar los síntomas relacionados con la EII.

Estudio de Zhu, AZX
Glucosamina, ¿qué es y para qué sirve? 9

El tratamiento con N-acetilglucosamina redujo los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal con una eficacia similar entre géneros. Imagen recogida del estudio de Zhu, AZX.,2015

¿Realmente funciona?

Aunque se hacen afirmaciones amplias sobre los efectos positivos de la glucosamina en muchas afecciones, las investigaciones disponibles sólo respaldan su uso para una gama limitada de ellas.

Actualmente, la evidencia más sólida respalda el uso de sulfato de glucosamina para el tratamiento a largo plazo de los síntomas de la OA.

Pero incluso con estos datos, la evidencia sigue sin ser concluyente. Además, es poco probable que la glucosamina sea un tratamiento eficaz para otras enfermedades o afecciones inflamatorias.

Formas de dosificación y suplementos

La dosis típica de glucosamina es de 1500 a 3000 mg por día, que puedes tomar de una vez o en varias dosis más pequeñas.

Los suplementos de glucosamina se elaboran a partir de fuentes naturales, como conchas de mariscos u hongos, o se fabrican artificialmente en un laboratorio.

Los suplementos de glucosamina están disponibles en tres formas:

  • Sulfato de glucosamina
  • Hidrocloruro de glucosamina
  • N-acetil glucosamina

No parece haber diferencias entre sus efectos antiinflamatorios.

La mayoría de los estudios que han encontrado que la glucosamina es eficaz para mejorar los síntomas de la osteoartritis utilizaron la versión de sulfato.

El sulfato de glucosamina se vende comúnmente en combinación con sulfato de condroitina.

Dosificación y suplementos
Glucosamina, ¿qué es y para qué sirve? 10

Posibles riesgos y efectos secundarios de la glucosamina

Es probable que los suplementos de glucosamina sean seguros para la mayoría de las personas. Aun así, existen algunos riesgos que vale la pena tener en cuenta.

Las posibles reacciones adversas incluyen:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Acidez
  • Dolor abdominal

No debes tomar glucosamina si estás embarazada o amamantando debido a la falta de evidencia sobre su seguridad.

Además, la glucosamina puede tener un pequeño efecto hipoglucemiante en personas con diabetes tipo 2, aunque el riesgo es relativamente bajo.

Si tienes diabetes o estás tomando medicamentos para la diabetes, habla con tu médico antes de tomar glucosamina.

La glucosamina también puede aumentar el riesgo de glaucoma. Por lo tanto, no deben tomarlo quienes corren riesgo de desarrollar glaucoma, incluidos aquellos con antecedentes familiares de glaucoma, personas de 60 años o más y quienes padecen diabetes, enfermedades cardíacas o presión arterial alta.

Conclusiones

La glucosamina existe naturalmente en su cuerpo y juega un papel vital en el desarrollo y mantenimiento de articulaciones sanas.

Los suplementos de glucosamina se toman comúnmente para tratar diversas enfermedades articulares, óseas e inflamatorias. Aun así, la mayoría de las investigaciones respaldan de manera no concluyente su eficacia para el tratamiento de los síntomas de la osteoartritis a largo plazo.

Parece seguro para la mayoría de las personas en dosis de 1500 a 3000 mg por día, pero puede causar efectos secundarios leves.

  1. AM, Lila & Gromova, Olga & Torshin, Ivan & E, Montell. (2018). Molecular Effects of Chondroitin Sulfate in Osteoarthritis and Herniated Discs. Journal of Rheumatology and Arthritic Diseases. 3. 1-11. 10.15226/2475-4676/3/3/00143.
  2. Beaudart C, Lengelé L, Leclercq V, Geerinck A, Sanchez-Rodriguez D, Bruyère O, Reginster JY. Symptomatic Efficacy of Pharmacological Treatments for Knee Osteoarthritis: A Systematic Review and a Network Meta-Analysis with a 6-Month Time Horizon. Drugs. 2020 Dec;80(18):1947-1959. doi: 10.1007/s40265-020-01423-8. PMID: 33074440; PMCID: PMC7716887.
  3. Correa D, Lietman SA. Articular cartilage repair: Current needs, methods and research directions. Semin Cell Dev Biol. 2017 Feb;62:67-77. doi: 10.1016/j.semcdb.2016.07.013. Epub 2016 Jul 13. PMID: 27422331.
  4. Eriksen P, Bartels EM, Altman RD, Bliddal H, Juhl C, Christensen R. Risk of bias and brand explain the observed inconsistency in trials on glucosamine for symptomatic relief of osteoarthritis: a meta-analysis of placebo-controlled trials. Arthritis Care Res (Hoboken). 2014 Dec;66(12):1844-55. doi: 10.1002/acr.22376. PMID: 24905534.
  5. Fernández-Martín S, González-Cantalapiedra A, Muñoz F, García-González M, Permuy M, López-Peña M. Glucosamine and Chondroitin Sulfate: Is There Any Scientific Evidence for Their Effectiveness as Disease-Modifying Drugs in Knee Osteoarthritis Preclinical Studies?-A Systematic Review from 2000 to 2021. Animals (Basel). 2021 May 29;11(6):1608. doi: 10.3390/ani11061608. PMID: 34072407; PMCID: PMC8228516.
  6. Gregori D, Giacovelli G, Minto C, Barbetta B, Gualtieri F, Azzolina D, Vaghi P, Rovati LC. Association of Pharmacological Treatments With Long-term Pain Control in Patients With Knee Osteoarthritis: A Systematic Review and Meta-analysis. JAMA. 2018 Dec 25;320(24):2564-2579. doi: 10.1001/jama.2018.19319. PMID: 30575881; PMCID: PMC6583519.
  7. Honvo G, Reginster JY, Rabenda V, Geerinck A, Mkinsi O, Charles A, Rizzoli R, Cooper C, Avouac B, Bruyère O. Safety of Symptomatic Slow-Acting Drugs for Osteoarthritis: Outcomes of a Systematic Review and Meta-Analysis. Drugs Aging. 2019 Apr;36(Suppl 1):65-99. doi: 10.1007/s40266-019-00662-z. PMID: 31073924; PMCID: PMC6509099.
  8. https://www.naturalmedicinejournal.com/journal/n-acetylglucosamine-treatment-inflammatory-bowel-disease
  9. Knapik JJ, Pope R, Hoedebecke SS, Schram B, Orr R, Lieberman HR. Effects of Oral Glucosamine Sulfate on Osteoarthritis-Related Pain and Joint-Space Changes: Systematic Review and Meta-Analysis. J Spec Oper Med. 2018 Winter;18(4):139-147. doi: 10.55460/AUC0-QM7H. PMID: 30566740.
  10. Liu X, Machado GC, Eyles JP, Ravi V, Hunter DJ. Dietary supplements for treating osteoarthritis: a systematic review and meta-analysis. Br J Sports Med. 2018 Feb;52(3):167-175. doi: 10.1136/bjsports-2016-097333. Epub 2017 Oct 10. PMID: 29018060.
  11. Nagaoka I, Tsuruta A, Yoshimura M. Chondroprotective action of glucosamine, a chitosan monomer, on the joint health of athletes. Int J Biol Macromol. 2019 Jul 1;132:795-800. doi: 10.1016/j.ijbiomac.2019.03.234. Epub 2019 Mar 30. PMID: 30940583.
  12. Navarro SL, White E, Kantor ED, Zhang Y, Rho J, Song X, Milne GL, Lampe PD, Lampe JW. Randomized trial of glucosamine and chondroitin supplementation on inflammation and oxidative stress biomarkers and plasma proteomics profiles in healthy humans. PLoS One. 2015 Feb 26;10(2):e0117534. doi: 10.1371/journal.pone.0117534. PMID: 25719429; PMCID: PMC4342228.
  13. Yang W, Sun C, He SQ, Chen JY, Wang Y, Zhuo Q. The Efficacy and Safety of Disease-Modifying Osteoarthritis Drugs for Knee and Hip Osteoarthritis-a Systematic Review and Network Meta-Analysis. J Gen Intern Med. 2021 Jul;36(7):2085-2093. doi: 10.1007/s11606-021-06755-z. Epub 2021 Apr 12. PMID: 33846938; PMCID: PMC8298729.
  14. Zhu X, Sang L, Wu D, Rong J, Jiang L. Effectiveness and safety of glucosamine and chondroitin for the treatment of osteoarthritis: a meta-analysis of randomized controlled trials. J Orthop Surg Res. 2018 Jul 6;13(1):170. doi: 10.1186/s13018-018-0871-5. PMID: 29980200; PMCID: PMC6035477.
  15. Zhu X, Wu D, Sang L, Wang Y, Shen Y, Zhuang X, Chu M, Jiang L. Comparative effectiveness of glucosamine, chondroitin, acetaminophen or celecoxib for the treatment of knee and/or hip osteoarthritis: a network meta-analysis. Clin Exp Rheumatol. 2018 Jul-Aug;36(4):595-602. Epub 2018 Jan 31. PMID: 29465368.
FORMACIONES
Fit Generation
Formaciones Fit Generation
Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones
Scroll al inicio