¿Cuánta fuerza se puede ganar de forma natural?

La cantidad de fuerza que se puede ganar naturalmente en un año puede variar significativamente de una persona a otra, y depende de varios factores, como la genética, la edad, el sexo, el nivel de entrenamiento previo, la nutrición, el programa de entrenamiento utilizado o la cantidad de masa muscular.

En general, durante el primer año de entrenamiento, es posible experimentar ganancias significativas en fuerza, especialmente si nunca has entrenado con pesas previamente. Durante este tiempo, el cuerpo suele ser muy receptivo al entrenamiento y puede adaptarse rápidamente.

Sin embargo, es importante tener expectativas realistas, especialmente cuando se es natural y, por ello, a continuación, hablaremos de cuánta fuerza puede ganar una persona natural al año de forma aproximada.

victor
¿Cuánta fuerza se puede ganar de forma natural? 3

Factores que influyen en la fuerza

En primer lugar, debemos analizar qué factores pueden influir en la ganancia de fuerza y, de entre estos factores, cuáles podemos modificar mediante el entrenamiento y la nutrición, es decir, sobre qué factores podemos tener control.

Es importante conocer estos datos para saber en qué debemos enfocarnos cuando se produce algún estancamiento difícil de superar.

Así que para dejarlo todo bien claro, vamos a ir hablando sobre los principales factores que influyen en la cantidad de peso que puedes llegar a levantar, los cuales son:

  • Tamaño muscular: Es el principal factor sobre el que podemos incidir y el que decidirá qué tan fuerte podemos llegar a ser.
  • Tipo de fibras musculares: No es algo muy relevante dentro de lo que sería el powerlifting y el culturismo ya que se ha visto que estos atletas tienen una relación de fibras tipo 1 y 2 muy similares a las de personas no entrenadas. Además, esto no es muy relevante de cara al powerlifting, ya que, ante esfuerzos máximos, todas nuestras fibras van a estar siendo reclutadas, además de que, a igualdad de tamaño, son capaces de generar la misma cantidad de fuerza, solo que las fibras tipo 2 son capaces de alcanzar el pico de fuerza más rápidamente que las fibras tipo 1.
  • Longitud de segmentos (brazos, piernas, columna…): Esto va a tener un impacto significativo sobre el peso que vamos a ser capaces de levantar en un determinado peso, pero por ejemplo dentro del contexto del powerlifting, una desventaja en un movimiento se suele convertir en una ventaja en otro movimiento, por lo que dentro del total (Sentadilla + Banca + Peso muerto), no afecta en exceso; por ejemplo, unos brazos largos puede ser algo perjudicial en la banca, pero va a beneficiarnos en el peso muerto.
  • Motivación, activación y fatiga: Estos son factores que influyen de forma aguda y pueden variar significativamente de sesión a sesión; por ejemplo, la motivación y nivel de activación dependerán de factores psicológicos mientras que la fatiga, podemos modularla en función de cómo programemos nuestro entrenamiento.
  • Eficiencia neuromuscular: Aquí hacemos referencia a factores como pueden ser la activación muscular, inhibición de musculatura antagonista, coordinación… lo cual podemos ir mejorando con la práctica y la programación del entrenamiento.
  • Orígenes musculares e inserciones: A parte de tener un gran impacto sobre la cantidad de peso que vamos a ser capaces de levantar en un determinado ejercicio, quizás en lo que más nos afecta es en la técnica que pueda ser más eficiente para nosotros ante una determinada tarea.

De entre todos estos factores, aquellos sobre los que tenemos control son el 1, 4 y 5, ya que, obviamente, no podemos cambiar la longitud de nuestros brazos ni las inserciones de nuestros músculos por poner un ejemplo.

Y, de entre estos tres, el tamaño muscular (la masa muscular) es el que más peso tiene, ya que será el que determine qué tan fuerte podemos llegar a ser teniendo en cuenta nuestras características individuales.

¿Cuánta fuerza se puede ganar al año de forma natural?

Una vez sabemos los factores que influyen en la ganancia de fuerza, vamos a ver, de media, cuánta fuerza puede ganar una persona natural entrenando en condiciones normales.

Para responder a ello, vamos a echar manos de los datos recopilados por Greg Nuckols, el cual realizó una encuesta en la cual, tras realizar el cribado inicial, se quedó en más de 1600 respuestas individuales.

Dicha encuesta estaba enfocada a personas que entrenasen con el objetivo de mejorar en los 3 básicos.

A continuación, tienes los resultados resumidos en la siguiente imagen:

 Resultados del análisis de las encuestas
¿Cuánta fuerza se puede ganar de forma natural? 4

Imagen 1: Resultados del análisis de las encuestas. Los datos aportados son en kg. DE = Desviación estándar.

Como se puede apreciar, la ganancia de fuerza es muy rápida cuando se es principiante, y dicha ganancia de fuerza comienza a ralentizarse a medida que la persona se va haciendo más avanzada, es decir, se va haciendo más eficiente en el levantamiento.

De la misma manera, la ganancia de fuerza comienza a ralentizarse de forma significativa a partir de los 1-2 años de entrenamiento, ya que este es también el punto tras el cual las ganancias de masa muscular comienzan a disminuir de forma notoria en personas naturales.

Resumen y conclusiones

La ganancia de fuerza depende de múltiples factores, sobre algunos tenemos control y sobre otros, no. De entre todos ellos, la cantidad de masa muscular es el factor más relevante sobre el que podemos tener control, y es la que definirá qué tan fuerte podemos llegar a ser con nuestras características individuales.

Bajo condiciones normales, la cantidad de masa muscular que se puede ganar es bastante predecible dentro de la población general, aunque es importante recordar que estos números son solo estimaciones generales y que cada persona es única.

Por no hablar de que los resultados observados a nivel de velocidad de progresión son mucho más lentos en comparación con lo que se suelen ver en los estudios de entrenamiento supervisados, lo que nos dice que, si se sigue una correcta programación del entrenamiento, las ganancias de fuerza pueden ser mucho más sorprendente de lo que nos podemos llegar a imaginar.

Por último, recuerda que en nuestro canal de Youtube podrás ampliar la información dada en este artículo reproduciendo el siguiente vídeo.

FORMACIONES
Fit Generation
Formaciones Fit Generation
Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones
Scroll al inicio