¿Se puede ganar músculo con natación?

La natación, como forma de ejercicio, ha sido practicada por siglos no solo por su aspecto recreativo, sino también por sus beneficios potenciales para la salud. Sin embargo, la pregunta sobre si la natación es un buen tipo de ejercicio para desarrollar músculo ha sido objeto de debate en la comunidad científica y entre los entusiastas del fitness.

Al abordar esta pregunta crítica, no sólo buscamos proporcionar una respuesta clara y fundamentada, sino también arrojar luz sobre cómo la natación puede integrarse de manera efectiva en programas de ejercicio destinados al desarrollo muscular, y cómo puede contribuir al bienestar físico y mental general.

En este artículo, exploraremos en profundidad esta cuestión, analizando la evidencia científica disponible hasta la fecha: ¿se puede ganar músculo con la natación?

Ganar músculo con natación
¿Se puede ganar músculo con natación? 21

Repasemos... ¿Cómo crecen los músculos?

El desarrollo muscular es un objetivo común para muchas personas que participan en programas de ejercicio, ya sea para mejorar su rendimiento atlético, para fines estéticos o para mantener la salud y la funcionalidad a lo largo de la vida.

Tradicionalmente, el levantamiento de pesas y el entrenamiento de fuerza se han considerado como los métodos más eficaces para aumentar la masa muscular y la fuerza. Sin embargo, la natación, con su enfoque en el trabajo muscular de todo el cuerpo en un entorno resistente como es el agua, al menos más que el aire, ha ganado atención como una alternativa posiblemente viable para el desarrollo muscular.

En este contexto, lo primero que tenemos que explorar es la pregunta que nos llevará a entender la respuesta final: ¿qué es necesario para ganar masa muscular?, ¿cómo crecen los músculos?

Esta cuestión, en realidad, ya la hemos respondido con precisión en este otro artículo, por lo que te recomendamos encarecidamente que lo leas al completo.

Sin embargo, a modo de resumen para que nos sirva de nexo con los próximos apartados, podemos decir que los músculos crecen como resultado de una serie de mecanismos interrelacionados que ocurren en respuesta al entrenamiento de fuerza, entendiendo este como cualquier tipo de ejercicio que requiere que la musculatura del cuerpo se mueva (o intente moverse) contra una fuerza opuesta (peso corporal, peso libre, máquinas, resistencia elástica, etc.).

Estos mecanismos están influenciados, según la ciencia, por tres estímulos principales, que seguramente has escuchado bastante: la tensión mecánica, el estrés metabólico y el daño muscular (revisión, revisión, revisión).

No obstante, la visión tradicional que les atribuía un peso importante a los tres, ha sido reformulada para darnos cuenta que, a lo largo del tiempo, hemos infravalorado, incomprendido y sobrevalorado cada uno de ellos, respectivamente (revisión):

👉 Tensión mecánica: La tensión mecánica se refiere a la fuerza que intenta estirar los músculos durante las contracciones. Este estímulo es crucial para el crecimiento muscular, ya que desencadena una serie de eventos de señalización celular que promueven la síntesis de proteínas y el aumento del tamaño muscular.

La tensión mecánica que los músculos experimentan mientras hacemos flexiones, calistenia, levantamos pesas, o hacemos cualquier tipo de ejercicio que nos suponga algún tipo de demanda extra a nivel muscular, es detectada por mecanorreceptores en las células musculares, lo que activa vías de señalización como la vía mTORC1, fundamental en el proceso de hipertrofia muscular (Figura 1).

Procesos de hipertrofia muscular
¿Se puede ganar músculo con natación? 22

Figura 1. Procesos de hipertrofia muscular a nivel molecular (Lim et al., 2022).

👉 Estrés metabólico: El estrés metabólico se produce como resultado de la acumulación de metabolitos, como lactato, fósforo inorgánico e iones de hidrógeno, durante el ejercicio. Aunque el estrés metabólico puede aumentar la activación muscular y contribuir al crecimiento muscular, su papel como estímulo principal para la hipertrofia muscular es menos claro (revisión).

A día de hoy, se cree que el estrés metabólico puede ser una consecuencia de la tensión mecánica, útil para el proceso global de hipertrofia muscular, pero no necesariamente un objetivo en sí mismo para que tus músculos crezcan.

👉 Daño muscular: El daño muscular se produce cuando las fibras musculares experimentan microlesiones durante el ejercicio, aunque no necesariamente esto implica una ruptura física de las fibras musculares.

Si bien el daño muscular constituía hace años lo que se pensaba que era un estímulo importante para el crecimiento muscular, ahora se entiende que la tensión mecánica es el principal estímulo, y el daño muscular puede ser una consecuencia de esta tensión.

Ha sido el más sobrevalorado de los tres mecanismos, con diferencia.

El daño muscular puede influir en el proceso de hipertrofia muscular al desencadenar la activación de células satélite y la generación de nuevos mionúcleos en las fibras musculares, lo que, en su justa medida, podría permitir crecimiento muscular a largo plazo (metanálisis) (Figura 2); sin embargo, esto es algo aún difícil de responder con certeza (revisión).

Respuesta de las fibras musculare
¿Se puede ganar músculo con natación? 23

Figura 2. Respuesta de las fibras musculares al entrenamiento con cargas a través de la activación y proliferación de células satélite (inicio de la respuesta inflamatoria) para conseguir la adición de mionúcleos que acompaña al aumento de tamaño muscular como adaptación al entrenamiento de fuerza.

Así que, en resumen, aunque el estrés metabólico y el daño muscular pueden contribuir al crecimiento de nuestra musculatura, la tensión mecánica es el estímulo más importante y fundamental para la hipertrofia muscular.

Por ello, optimizar los factores que aumentan la tensión mecánica durante el entrenamiento de fuerza – recuerda, cualquier tipo de ejercicio en el que tengas que aplicar fuerza – como la activación muscular, el torque (momento) externo del ejercicio, el rango de movimiento y la velocidad de ejecución, es clave para maximizar el potencial de crecimiento muscular (artículo).

¿Crees que cumple la natación con estas condiciones para poder decir que es buena para ganar músculo?

¿Sirve la natación para ganar masa muscular?

La natación, si bien es un ejercicio altamente beneficioso para la salud cardiovascular y la resistencia, según lo han demostrado numerosas revisiones de estudios (ejemplo, ejemplo, ejemplo) carece de ciertos elementos clave necesarios para el desarrollo significativo de masa muscular.

En primer lugar, la naturaleza acuática de la natación implica una resistencia del agua que, si bien proporciona un entrenamiento completo del cuerpo, no ofrece la misma tensión mecánica necesaria que sí consiguen otros tipos de ejercicios de fuerza, como el levantamiento de pesas.

Aunque la resistencia del agua actúa como una dificultad para nuestro desplazamiento, todavía es una intensidad de esfuerzo demasiado baja para considerar que, con cada brazada o cada patada, nuestros músculos experimenten altos grados de tensión mecánica.

Además, en concordancia con lo anterior, la natación no involucra velocidades de contracción lentas, algo que verdaderamente reflejaría que la tensión mecánica experimentada por nuestra masa muscular es alta (detalle).

La razón de la diferencia en la tensión mecánica causada por los movimientos lentos y los movimientos rápidos es la relación fuerza-velocidad a nivel de las fibras musculares:

  • Cuando las fibras musculares se acortan lentamente, producen fuerzas muy elevadas debido al mayor número de motores de miosina que se van sumando a la contracción.

Por el contrario, cuando las fibras musculares se acortan rápidamente, cada una de ellas producen fuerzas muy bajas debido al menor número de motores de miosina que participan en la contracción.

A medida que va apareciendo la fatiga durante un esfuerzo, esta provoca una reducción en la velocidad de acortamiento de las fibras musculares activas (estudio, estudio), lo que provoca que la fuerza producida (tensión mecánica) por cada fibra muscular sea mayor que a velocidades de acortamiento más rápidas, debido, precisamente a la relación fuerza-velocidad (Figura 3).

Contracción muscular esfuerzos máximos
¿Se puede ganar músculo con natación? 24

Figura 3. Relación F-v de contracción muscular durante esfuerzos máximos. Señalado el rango de velocidades bajas donde la fuerza expresada por cada fibra muscular es alta.

De esta manera, cuando realizamos varias repeticiones de un ejercicio, el que sea, ejerciendo un esfuerzo máximo en cada una de ellas, el reclutamiento de unidades motoras será alto. La fatiga que se va acumulando con el paso de las repeticiones disminuye la velocidad de acortamiento de las fibras musculares, reflejándose en un movimiento cada vez más lento visto desde fuera, lo que aumenta la tensión mecánica en cada fibra muscular individual que es la condición fundamental para conseguir hipertrofia muscular.

A diferencia de ejercicios como levantar pesas o, hasta cierto punto, la calistenia, por ejemplo, donde se pueden utilizar cargas lo suficientemente pesadas para reclutar una mayor cantidad de fibras musculares y generar una mayor tensión mecánica, la natación tiende a enfocarse en movimientos repetitivos de baja resistencia que no desafían los músculos de la misma manera. Algo parecido ocurre con el running.

Por estas razones, entre otras, la natación se considera un ejercicio donde se utiliza más energía procedente de las vías aeróbicas que anaeróbicas, lo que significa que se centra en mayor grado en el desarrollo de la resistencia cardiovascular en lugar de la fuerza y la hipertrofia muscular (detalle).

👉 Así que, a modo de resumen, aunque es cierto que puede haber cierto grado de activación muscular durante la natación, especialmente en los músculos de la parte superior del cuerpo y del Core (revisión), esta activación no es tan intensa ni tan específica como la que se experimenta durante el levantamiento de pesas u otros ejercicios de fuerza para ganar masa muscular, además de que no cumple las condiciones de fatiga requeridas para conseguir que tus músculos crezcan.

¿Por qué los nadadores de alto rendimiento tienen cuerpos musculados?

Aunque es cierto que los nadadores de alto rendimiento suelen tener cuerpos musculados, esto se debe a una combinación de factores que van más allá del efecto directo de la natación en el desarrollo muscular.

En primer lugar, muchos nadadores de élite complementan su entrenamiento en el agua con sesiones de entrenamiento de fuerza fuera del agua, lo que se conoce como dry-land training, y que tienen el objetivo concreto de llegar a mejorar el rendimiento dentro del agua a través de la mejora de la funcionalidad muscular, particularmente de la rapidez en ejercer fuerza y de la fuerza desarrollada por unidad de tiempo (revisión, revisión, revisión).

A pesar de que ese es el objetivo principal, evidentemente, el uso de cargas pesadas y de ejercicios que verdaderamente suponen una demanda muscular en términos de expresión de fuerza y tensión mecánica hace que sea imposible no ganar algo de masa muscular.

Además, los nadadores de élite suelen seguir programas de entrenamiento muy intensivos y especializados que incluyen sesiones de fuerza diseñadas específicamente para mejorar la potencia y la fuerza en los músculos clave utilizados en la natación.

Estos programas de fuerza pueden incluir ejercicios de resistencia con pesas, ejercicios de estabilidad del núcleo y ejercicios específicos para los músculos de la espalda, los hombros y los brazos (revisión que incluye muchos de ellos), que suelen ser las zonas más desarrolladas (Figura 4).

Nadadores profesionales
¿Se puede ganar músculo con natación? 25

Figura 4. Los nadadores, en general, se caracterizan por tener un miembro superior y una espalda muy bien desarrollados para ser competitivos en sus pruebas.

La natación en sí misma, aunque no es tan eficaz como otros métodos de entrenamiento para el desarrollo muscular, sigue siendo un ejercicio que involucra muchos grupos musculares diferentes. Eso, unido a su buen ratio de gasto calórico por unidad de tiempo hace que, a través de años de entrenamiento constante y repetitivo, los nadadores de élite pueden desarrollar y tonificar los músculos de manera eficaz, lo que contribuye a su apariencia musculada.

Por cierto, si quieres calcular las calorías que gastas practicando cualquiera de los cuatro estilos de natación, esta calculadora te ayudará a conseguirlo.

Adicionalmente, la genética juega un papel importante en la capacidad de un nadador para desarrollar y mantener masa muscular.

Algunas personas tienen una predisposición genética a desarrollar un cuerpo que encaja muy bien con los requerimientos de este deporte; y entre la características antropométricas determinantes del éxito en natación se encuentran tener un nivel algo elevado de masa muscular (>40% de la masa corporal total), longitudes de brazo largas y buena anchura de hombros (estudio), lo que puede influir en la apariencia musculosa de los nadadores de alto rendimiento.

👉 Por tanto, si bien la natación puede no ser el ejercicio principal para el desarrollo muscular, los nadadores de alto rendimiento suelen complementar (y mucho) su entrenamiento en el agua con ejercicios específicos de fuerza y acondicionamiento. Ello, sumado a factores genéticos y el efecto acumulativo del entrenamiento a lo largo del tiempo, contribuye a su apariencia ciertamente musculosa.

¿Demasiada masa muscular podría perjudicar el rendimiento en natación?

Si bien tener algo de masa muscular puede ser beneficioso para el rendimiento en natación, un exceso de masa muscular puede realmente perjudicar el rendimiento en este deporte debido al medio en el que se lleva a cabo: el agua.

Como ya sabes, la natación requiere una combinación única de fuerza, resistencia y técnica fluida para desplazarse eficientemente a través del agua; y es cierto que la teoría nos dice que, debido a que la masa muscular tiene mayor densidad que la grasa corporal (estudio, estudio), un exceso de masa muscular podría resultar en un mayor consumo de energía para mantenerte simplemente a flote y una menor eficiencia en cada brazada.

Sin embargo, como bien expresan Wirth y cols. (2022) el temor a que los nadadores aumenten rápidamente la masa corporal es mayoritariamente infundado. En general, es difícil acumular una cantidad significativa de músculo dentro del marco del alto volumen total de entrenamiento asociado con la natación.

Piensa que, en realidad, los nadadores no tienen tiempo para dedicarse a un programa de entrenamiento de fuerza con suficiente volumen para producir grandes aumentos en el tamaño muscular, ya que hacen más de 3 horas diarias de trabajo específico en la piscina (Figura 5).

Desarrollar mucha masa muscular
¿Se puede ganar músculo con natación? 26

Figura 5. Aunque los nadadores prestan atención a su entrenamiento en seco para mejorar el rendimiento en el agua, la preocupación por un exceso de desarrollo muscular, tanto en hombres como en mujeres, es bastante ilógico. No tienen tiempo para dedicarse a un programa de entrenamiento de fuerza con suficiente volumen para producir grandes aumentos en el tamaño muscular.

Incluso si parece lógico que un aumento en el tamaño corporal conlleve una mayor resistencia al agua y dificultad para mantenerse a flote, sigue siendo cuestionable si tal cambio impacta significativamente en el rendimiento de natación por el mero hecho de que no se ha probado en ningún nadador de élite porque no tienen una masa muscular totalmente desproporcionada.

Esto se puede observar con claridad en uno de los últimos estudios que evalúo la composición corporal de diferentes nadadores, demostrando que, en promedio, los nadadores masculinos poseen más de un 20% de grasa corporal para poder mantenerse más fácilmente a flote. En el caso de las mujeres, este porcentaje es incluso mayor.

Si recuerdas este artículo sobre el somatotipo, podríamos clasificar el cuerpo ideal para ser competitivo en natación en endo-mesomorfo para hombres y meso-endomorfo para mujeres (Figura 6). De cualquier forma, las diferentes pruebas de natación (por ejemplo, 50 m. vs. 400 m.) pueden requerir características antropométricas ligeramente diferentes.

musculo con natacion 8
¿Se puede ganar músculo con natación? 27

Figura 6. Aunque los nadadores se caracterizan por una buena cantidad de masa muscular, la relación respecto a la grasa corporal no es tan elevada como la que pueda verse, por ejemplo, en culturistas, tenistas, futbolistas u otros deportes de tierra donde la flotabilidad no es un factor a tener en cuenta (datos de Shahidi et al., 2023).

¿Qué efectos positivos sobre la salud tiene la natación?

Así que, si bien la natación no es el ejercicio más propicio para ganar masa muscular de manera significativa, lo cierto es que ofrece una serie de efectos positivos sobre la salud que la convierten en una actividad física recomendable.

En primer lugar, la natación es conocida por ser una forma de ejercicio cardiovascular excelente (revisión) Nadar regularmente puede mejorar la salud del corazón y los pulmones, aumentando la resistencia y fortaleciendo el sistema cardiovascular en general. Además, al ser una actividad de bajo impacto, la natación es ideal para personas de todas las edades y niveles de condición física, lo que la convierte en una opción accesible y segura para aquellos con problemas articulares o lesiones (revisión).

Otro beneficio importante de la natación es su capacidad para mejorar la movilidad articular y la funcionalidad muscular en general (revisión). Los movimientos fluidos y repetitivos en el agua ayudan a alcanzar rangos de movimiento óptimos para tus articulaciones y a fortalecer los músculos, lo que va a ser positivo para tu calidad de vida.

La natación también es conocida por sus efectos positivos en la salud mental y emocional. Muchas personas encuentran que nadar es una forma efectiva de reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo y aumentar la sensación de bienestar general. El ambiente tranquilo y relajante del agua es algo en lo que hacen hincapié Stubbs y cols. (2017) en esta gran revisión porque puede ser especialmente beneficioso para aquellos que buscan una forma de ejercicio que promueva un ambiente más relajado, tranquilidad.

Y bueno, claro, del mismo modo, los mismos autores exponen que, además, la natación puede ser una actividad social que brinda una oportunidad ideal para conectar con otras personas y fomentar relaciones positivas.

Ya sea nadando en equipo, participando en clases de natación grupales o simplemente disfrutando de un chapuzón con amigos o familiares, la natación puede ser una actividad socialmente enriquecedora.

Efectos positivos de la natacion
¿Se puede ganar músculo con natación? 28

Natación y densidad mineral ósea

Aunque la natación ofrece una variedad de beneficios para la salud, como mejorar la salud cardiovascular, la movilidad articular, la fuerza muscular y el bienestar mental, su impacto en la densidad mineral ósea es limitado (estudio, estudio, estudio).

La densidad mineral ósea se refiere a la cantidad de minerales, como calcio y fósforo, en los huesos, lo que afecta a su densidad (valga la redundancia), fortaleza y resistencia. Durante la niñez y la adolescencia, etapas cruciales para la mineralización ósea, es fundamental promover la formación de una alta cantidad de densidad mineral ósea para prevenir problemas como la osteopenia y la osteoporosis en la edad adulta.

La mejora de la densidad mineral ósea se logra principalmente a través de ejercicios osteogénicos, es decir, que implican impacto y carga de peso sobre los huesos (revisión, posicionamiento). Sin embargo, la natación, al ser un ejercicio de bajo impacto y desarrollarse en un entorno de "hipogravedad", no proporciona el estímulo necesario para promover significativamente la formación ósea (estudio).

Algunos estudios han demostrado que los nadadores, especialmente en comparación con otros deportes, tienden a tener niveles de densidad mineral ósea menores y muy similares a las personas sedentarias (Figura 7). Esta diferencia se vuelve más evidente con la edad, lo que sugiere que la natación no es un ejercicio óptimo para mejorar la densidad mineral ósea, especialmente en esas etapas cruciales de desarrollo.

Comparación densidad mineral ósea
¿Se puede ganar músculo con natación? 29

Figura 7. Comparación de la densidad mineral ósea de mujeres practicantes de diferentes deportes y los datos normativos de la Organización Mundial de la Salud considerados como saludables (Bellew et al., 2006).

👉 Por tanto, es importante que los entrenadores de natación reconozcan esta limitación y complementen el entrenamiento en el agua con ejercicios de mayor fuerza e impacto fuera del agua para promover una adecuada formación ósea en los jóvenes nadadores. Es esencial tener en cuenta que la salud ósea desarrollada durante la niñez y la adolescencia sienta las bases para la salud ósea en la edad adulta, por lo que abordar esta limitación es fundamental para el bienestar futuro de los nadadores (revisión, posicionamiento).

Resumen y conclusiones

Hemos visto que la natación ofrece una amplia gama de beneficios para la salud, incluida la mejora de la salud cardiovascular, la movilidad articular, la fuerza muscular (no es su punto fuerte, pero sí) y el bienestar mental; sin embargo, su capacidad para promover el crecimiento de masa muscular es limitada debido a varios factores:

En primer lugar, la natación es un ejercicio de baja resistencia, que no permite que nuestros músculos expresen la misma tensión mecánica que en otros ejercicios más demandantes a nivel de fuerza muscular, lo que al final acaba limitando su capacidad para estimular el crecimiento muscular.

Además, la naturaleza aeróbica de la natación no involucra un alto grado de activación y reclutamiento de unidades motoras de alto umbral, ni de fatiga de estas, que son necesarios para el desarrollo muscular significativo.

No obstante, es cierto que el cuerpo de muchos nadadores es un objetivo estético que muchos quieren lograr.

Para llegar a planteártelo, si es que a ti te gusta, debes tener en cuenta que el hecho de que los nadadores de alto rendimiento tengan cuerpos musculados se debe más a la práctica de ejercicio de fuerza complementario para mejorar en su deporte que a la propia natación en sí misma, pero es impensable que los nadadores, por los propios requerimientos de la natación, vayan a tener cuerpos demasiado musculados.

Al final, pasan muchas horas entrenando en el agua, lo que limita su capacidad física para realizar entrenamientos de fuerza con mucho volumen para el crecimiento muscular.

Competencia de natación
¿Se puede ganar músculo con natación? 30

A pesar de esta limitación para ganar masa muscular, la natación sigue siendo un ejercicio altamente beneficioso para la salud en general, sobre todo si te gusta. Eso sí, ten en cuenta que deberías complementarlo con algún otro tipo de ejercicio de mayor fuerza e impacto fuera del agua para mantener, al menos, tu salud ósea en perfectas condiciones.

  1. Tanaka, H., Costill, D. L., Thomas, R., Fink, W. J., & Widrick, J. J. (1993). Dry-land resistance training for competitive swimming. Medicine and science in sports and exercise, 25(8), 952–959.
  2. Martin, A. D., Daniel, M. Z., Drinkwater, D. T., & Clarys, J. P. (1994). Adipose tissue density, estimated adipose lipid fraction and whole body adiposity in male cadavers. International journal of obesity and related metabolic disorders, 18(2), 79–83.
  3. Westerblad, H., Allen, D. G., Bruton, J. D., Andrade, F. H., & Lännergren, J. (1998). Mechanisms underlying the reduction of isometric force in skeletal muscle fatigue. Acta Physiologica Scandinavica, 162(3), 253-260.
  4. Newton, R. U., Jones, J., Kraemer, W. J., & Wardle, H. (2002). Strength and power training of Australian Olympic swimmers. Strength & Conditioning Journal, 24(3), 7-15.
  5. Kohrt, W. M., Bloomfield, S. A., Little, K. D., Nelson, M. E., Yingling, V. R., & American College of Sports Medicine (2004). American College of Sports Medicine Position Stand: physical activity and bone health. Medicine and science in sports and exercise, 36(11), 1985–1996.
  6. Barbosa, T. M., Fernandes, R., Keskinen, K. L., Colaço, P., Cardoso, C., Silva, J., & Vilas-Boas, J. P. (2006). Evaluation of the energy expenditure in competitive swimming strokes. International Journal of Sports Medicine, 27(11), 894-899.
  7. Piazzesi, G., Reconditi, M., Linari, M., Lucii, L., Bianco, P., Brunello, E., ... & Lombardi, V. (2007). Skeletal muscle performance determined by modulation of number of myosin motors rather than motor force or stroke size. Cell, 131(4), 784-795.
  8. Chase, N. L., Sui, X., & Blair, S. N. (2008). Comparison of the health aspects of swimming with other types of physical activity and sedentary lifestyle habits. International Journal of Aquatic Research and Education, 2(2), 7.
  9. Fitts, R. H. (2008). The cross-bridge cycle and skeletal muscle fatigue. Journal of applied physiology, 104(2), 551-558.
  10. Tanaka, H. (2009). Swimming exercise: impact of aquatic exercise on cardiovascular health. Sports medicine, 39, 377-387.
  11. Schoenfeld, B. J. (2010). The mechanisms of muscle hypertrophy and their application to resistance training. The Journal of Strength & Conditioning Research, 24(10), 2857-2872.
  12. Schiaffino, S., & Reggiani, C. (2011). Fiber types in mammalian skeletal muscles. Physiological reviews, 91(4), 1447-1531.
  13. Morouço, P. G., Marinho, D. A., Amaro, N. M., Pérez-Turpin, J. A., & Marques, M. C. (2012). Effects of dry-land strength training on swimming performance: A brief review. Journal of Human Sport and Exercise, 7(2), 553-559.
  14. Scofield, K. L., & Hecht, S. (2012). Bone health in endurance athletes: runners, cyclists, and swimmers. Current sports medicine reports, 11(6), 328-334.
  15. Martens, J., Figueiredo, P., & Daly, D. (2015). Electromyography in the four competitive swimming strokes: A systematic review. Journal of electromyography and kinesiology, 25(2), 273-291.
  16. Gómez-Bruton, A., González-Agüero, A., Gómez-Cabello, A., Matute-Llorente, A., Casajús, J. A., & Vicente-Rodríguez, G. (2016). Swimming and bone: is low bone mass due to hypogravity alone or does other physical activity influence it?. Osteoporosis International, 27, 1785-1793.
  17. Moffatt, F. (2017). The individual physical health benefits of swimming: a literature review. The health & wellbeing benefits of swimming, 8-25.
  18. Santos, L., Elliott-Sale, K. J., & Sale, C. (2017). Exercise and bone health across the lifespan. Biogerontology, 18, 931-946.
  19. Conceição, M. S., Vechin, F. C., Lixandrão, M., Damas, F., Libardi, C. A., Tricoli, V., ... & Ugrinowitsch, C. (2018). Muscle Fiber Hypertrophy and Myonuclei Addition: A Systematic Review and Meta-analysis. Medicine and science in sports and exercise, 50(7), 1385-1393.
  20. Hong, A. R., & Kim, S. W. (2018). Effects of Resistance Exercise on Bone Health. Endocrinology and metabolism, 33(4), 435–444.
  21. Amaro, N. M., Morouço, P. G., Marques, M. C., Batalha, N., Neiva, H., & Marinho, D. A. (2019). A systematic review on dry-land strength and conditioning training on swimming performance. Science & Sports, 34(1), e1-e14.
  22. Wackerhage, H., Schoenfeld, B. J., Hamilton, D. L., Lehti, M., & Hulmi, J. J. (2019). Stimuli and sensors that initiate skeletal muscle hypertrophy following resistance exercise. Journal of Applied Physiology, 126(1), 30-43.
  23. Zamparo, P., Cortesi, M., & Gatta, G. (2020). The energy cost of swimming and its determinants. European journal of applied physiology, 120, 41-66.
  24. Hermosilla, F., Sanders, R., González-Mohíno, F., Yustres, I., & González-Rave, J. M. (2021). Effects of dry-land training programs on swimming turn performance: a systematic review. International Journal of Environmental Research and Public Health, 18(17), 9340.
  25. Schiaffino, S., Reggiani, C., Akimoto, T., & Blaauw, B. (2021). Molecular mechanisms of skeletal muscle hypertrophy. Journal of neuromuscular diseases, 8(2), 169-183.
  26. Alix-Fages, C., Del Vecchio, A., Baz-Valle, E., Santos-Concejero, J., & Balsalobre-Fernández, C. (2022). The role of the neural stimulus in regulating skeletal muscle hypertrophy. European journal of applied physiology, 122(5), 1111-1128.
  27. Bezerra, A., Freitas, L., Maciel, L., & Fonseca, H. (2022). Bone Tissue Responsiveness To Mechanical Loading—Possible Long-Term Implications of Swimming on Bone Health and Bone Development. Current Osteoporosis Reports, 20(6), 453-468.
  28. Fone, L., & van den Tillaar, R. (2022). Effect of different types of strength training on swimming performance in competitive swimmers: a systematic review. Sports medicine-open, 8(1), 19.
  29. Lawson, D., Vann, C., Schoenfeld, B. J., & Haun, C. (2022). Beyond mechanical tension: A review of resistance exercise-induced lactate responses & muscle hypertrophy. Journal of Functional Morphology and Kinesiology, 7(4), 81.
  30. Lim, C., Nunes, E. A., Currier, B. S., Mcleod, J. C., Thomas, A. C., & Phillips, S. M. (2022). An Evidence-Based Narrative Review of Mechanisms of Resistance Exercise–Induced Human Skeletal Muscle Hypertrophy. Medicine and science in sports and exercise, 54(9), 1546.
  31. Roberts, M. D., McCarthy, J. J., Hornberger, T. A., Phillips, S. M., Mackey, A. L., Nader, G. A., ... & Esser, K. A. (2023). Mechanisms of mechanical overload-induced skeletal muscle hypertrophy: current understanding and future directions. Physiological reviews, 103(4), 2679-2757.
  32. Shahidi, S. H., Al-Gburı, A. H., Karakas, S., & Taşkıran, M. Y. (2023). Anthropometric and Physical Performance Characteristics of Swimmers. International Journal of Kinanthropometry, 3(1), 1-9.
FORMACIONES
Fit Generation
Formaciones Fit Generation
Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones
Scroll al inicio